SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

¿En qué se diferencian un nebulizador y un inhalador?

(What's the Difference Between a Nebulizer and an Inhaler?)

Tú sabes que el medicamento para el asma tiene que entrarte en los pulmones para que te haga efecto, pero ¿cómo llega hasta allí? Gracias a los inhaladores y los nebulizadores. Son dos tipos diferentes de aparatos que pueden hacer llegar tanto el medicamento de rescate (o de alivio rápido) como el medicamento de control (o de tipo preventivo) directamente a los pulmones. Tu médico te indicará cuál de estos dos tipos de aparatos es mejor para ti.

Nebulizadores

Los nebulizadores son aparatos eléctricos o que funcionan con pilas, transformando un medicamento líquido para el asma en un fino vapor. El vapor procede de un tubito que está acoplado a la boquilla de una mascarilla facial. (Una mascarilla facial es una pieza de plástico en forma de embudo que se coloca sobre la boca y la nariz.)

Los bebés y los niños pequeños suelen utilizar nebulizadores porque estos no requieren que la persona haga nada, bastará con que se siente cómodamente para recibir el medicamento. Con un nebulizador, el medicamento tarda por lo menos cinco o 10 minutos en llegar a los pulmones y a veces incluso más. Algunos nebulizadores son grandes y ruidosos y no siempre son fáciles de transportar.

Inhaladores

Los inhaladores son aparatos de tamaño reducido que caben en la mano y son lo bastante pequeños como para llevarlos en una mochilita, una bolsa o un bolsillo. Los hay de dos tipos.

No lo pierdas

Inhaladores con dosificador (ICD): son los más utilizados. A modo de pequeños aerosoles metálicos, proyectan el medicamento dentro de la boca.

Inhaladores de polvo seco: expulsan el medicamento en forma de polvo, sin nebulizarlo. La persona debe esforzarse más, aspirando el medicamento en polvo de una forma rápida y profunda.

Los inhaladores de polvo seco pueden ser un poco más fáciles de utilizar que los que llevan dosificador, pero requieren que la persona haga una aspiración rápida y bastante enérgica.

Al principio, el uso de inhaladores con dosificador puede resultar complicado pero, con la práctica, los niños suelen aprender a manejarlos con gran pericia. Si utilizas uno, es una buena idea que emplees también un espaciador. El espaciador se acopla al inhalador y facilita su uso porque retiene el medicamento pulverizado en el interior de una cámara receptora, desde la cual la persona podrá inhalar el medicamento lentamente cuando esté preparada. Cuando se utiliza un espaciador, el medicamento suele tardar solo un par de minutos o incluso menos en llegar a los pulmones.

Cuando se utiliza un inhalador sin espaciador, existe la posibilidad de que el medicamento se deposite en la parte posterior de la garganta en vez de entrar en las vías respiratorias (bronquios) y llegar a los pulmones. Los espaciadores ayudan a que el medicamento llegue a los pulmones y empiece a aliviar el problema respiratorio.

En la consulta del médico, es posible que este te pida que utilices el inhalador. Así podrá observar como te medicas para asegurarse de que lo haces cómodamente.

Independientemente de qué aparato te recomiende utilizar tu médico, aprende a usarlo correctamente para que el medicamento te llegue bien a los pulmones. Si te medicas contra el asma adecuadamente, podrás evitar muchas crisis asmáticas e impedir que las crisis que tengas se intensifiquen.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de la revisión: agosto de 2011
Revisado inicialmente por: Nicole Green, MD