SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

La rabia

(Rabies)

La rabia es una grave infección en el sistema nervioso, que controla todo lo que haces, desde respirar hasta caminar.

Una persona puede contagiarse de rabia si fue mordida o rasguñada por algún animal con el virus de la rabia. Afortunadamente, muy pocas personas se contagian de rabia y, en la mayor parte de los casos, únicamente se la encuentra en animales salvajes. Si un animal con rabia muerde a una persona, el tratamiento inmediato puede prevenir la enfermedad.

Mordeduras de animales

La rabia es una enfermedad muy grave que afecta seriamente la salud: el cerebro se inflama y la persona puede morir.

Por eso, es muy importante realizar una consulta con el médico si a uno lo muerde un animal. Esto es particularmente importante si la persona ha sido mordida por un animal salvaje, como una ardilla o un murciélago. Sin embargo, cualquier mamífero puede contraer la rabia, incluidos los animales domésticos, como los perros, los gatos o los hurones. Se pueden colocar vacunas antirrábicas a los animales domésticos para protegerlos y proteger a sus dueños. Los animales que no son mamíferos, como las aves, los peces, las tortugas y las víboras, no pueden contraer la rabia.

Un animal infectado con rabia lleva el virus en su saliva; por eso, si muerde a alguien, el virus ingresa a su cuerpo. También se puede contraer la rabia por medio del rasguño de un animal. Los animales con rabia "echan espuma por la boca". Esto sucede porque los nervios del animal ya no funcionan correctamente y no pueden tragar su propia saliva.

¿Qué debo hacer si recibo una mordedura?

Si alguna vez un animal te muerde o te rasguña, dile a un adulto exactamente lo que sucedió y pídele que te ayude a seguir estos pasos para protegerte:

  • Lavar la herida con agua y jabón durante diez minutos.
  • Llamar a tu médico o al departamento de emergencias del hospital.
  • Describir el animal que te mordió a alguien de la oficina de control animal para que puedan encontrar el animal y realizar los análisis de la rabia; tu mamá o tu papá pueden ayudarte a hacer esto.

¿Qué hará el médico?

Si acudes a tu médico por una mordedura de animal, el médico querrá saber lo siguiente:

  • ¿Qué clase de animal te mordió?
  • ¿Cómo actuaba el animal? (Los animales con rabia se ven y actúan de manera extraña).
  • ¿Cómo te sientes ahora?

Si un animal con rabia muerde a alguien, la enfermedad no se desarrollará de inmediato. Esto se debe a que existe un periodo de incubación (di: in-cu-ba-ción) de la rabia. Significa que pasará un tiempo entre la mordida y el desarrollo de los síntomas de la rabia. En el caso de la rabia, el periodo de incubación puede ser unos pocos días a varias semanas, e incluso un poco más.

Sin embargo, los médicos no pierden el tiempo cuando se trata de la rabia. Si existe la posibilidad de que una persona haya sido mordida por un animal con rabia, el médico puede darle al paciente varias inyecciones para prevenir la enfermedad. Louis Pateur, un científico francés, desarrolló la vacuna contra la rabia en el año 1885. Esta vacuna ha salvado muchísimas vidas de humanos y animals. Hoy día, cerca de 40.000 personas en los Estados Unidos reciben estas inyecciones como medida preventiva cada año. Las inyecciones no son divertidas, pero son preferibles antes que contagiarse de una enfermedad mortal.

Protégete de la rabia

La mejor manera de protegerte contra la infección de la rabia es no acercarte a animales salvajes o callejeros. No los toques ni los alimentes, aun si parecen simpáticos o amistosos. A veces, un animal con rabia puede parecer cansado, enfermo o muy enojado. ¡Esa es una buena señal de que debes mantener distancia!

Otro paso importante es vacunar (di: va-cu-nar) a tus mascotas con un veterinario. El veterinario le dará a tu mascota inyecciones para evitar que se contagie y que contagie a otras personas o a otros animales. Gracias a estas vacunas, casi ningún animal doméstico contrae la rabia.

Tapa los tachos de basura para no atraer a animales salvajes, como los mapaches, que pueden tener rabia. Al tapar los tachos de basura, ¡le estarás cerrando la tapa a la rabia!

Revisado por: Joel Klein, MD
Fecha de la revisión: noviembre de 2010