SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Controlar la diabetes cuando estás enfermo

(Handling Diabetes When You're Sick)

Al igual que todos los niños, los niños con diabetes a veces se enferman. Pero, ¿sabías que enfermarse puede aumentar o disminuir tu nivel de azúcar en la sangre? Es cierto; por eso, estar enfermo puede ser más complicado para un niño con diabetes. Averigüemos más.

Estar enfermo puede afectar el azúcar en la sangre

Cuando el cuerpo lucha contra una enfermedad, necesita más energía. Sin embargo, a medida que intenta obtenerla, puede aumentar el nivel de azúcar en la sangre. Además, muchas enfermedades producen la pérdida del apetito, náuseas y vómitos. Esto puede ocasionar el problema contrario: niveles bajos de azúcar en la sangre.

Debido que los niveles de azúcar en la sangre pueden aumentar o disminuir durante la enfermedad, será necesario controlarlos con más frecuencia. Además, puede que se deban realizar modificaciones en la insulina. Tu mamá o tu papá te podrán ayudar con estos pasos.

Consultar el plan

En el plan de control de la diabetes, tanto tú como tus padres encontrarán ayuda para saber qué hacer cuando estés enfermo. Estos consejos te explicarán:

  • Cómo realizar un seguimiento de la glucosa y las cetonas cuando estés enfermo
  • Qué medicamentos puedes tomar
  • Qué modificaciones debes realizar en tus comidas y bebidas
  • Cómo modificar la cantidad de medicamentos contra la diabetes que tomas
  • Cuándo llamar al médico

Qué hacer cuando estés enfermo

Cuando estés enfermo, tus padres y tu médico te aconsejarán. A continuación se muestran algunos consejos generales:

  • Mantente en línea. A menos que tu médico indique alguna modificación, continúa tomando los mismos medicamentos contra la diabetes. Esto es muy importante, por mas que no desees hacerlo. Te sentirás mejor y volverás a la normalidad más rápido.
  • Controla bien los niveles de cetonas y azúcar en la sangre. Tu médico te dirá con qué frecuencia los debes controlar. En general, estos controles se realizan con mayor frecuencia durante una enfermedad, para saber si hay algún problema y, si lo hay, ocuparse de él rápidamente.
  • Cuenta a tus padres todo sobre tus síntomas. Al estar enfermo se tienen síntomas. Tal vez sientes que tu temperatura se está elevando y piensas que puedes tener fiebre. Puede que hayas perdido el apetito y que no sientas ganas de comer. Puede que te sientas a punto de vomitar. O tal vez ya vomitaste o tienes diarrea. Es muy importante que le cuentes todo a tu mamá o tu papá para que puedan ayudar a que te mejores y mantener controlada a la diabetes mientras estés enfermo.
  • Bebe mucho líquido. Siempre es bueno beber gran cantidad de líquidos, aunque no estés bien del estómago o estés vomitando. Tus padres y tu médico podrán decirte qué tipo y qué cantidad de líquidos debes beber cuando estés enfermo.
  • Pregunta a tus padres antes de tomar medicamentos. Algunos analgésicos comunes y medicamentos para el resfriado pueden modificar tus niveles de azúcar en la sangre. Por eso, nunca debes tomar medicamentos a menos que te lo indiquen tus padres o tu médico. Ellos se asegurarán de darte la cantidad que necesites del medicamento adecuado.
  • Toma notas. Puede que tu médico desee saber más sobre tu enfermedad. Para ayudarlo, puedes anotar cómo te sientes, qué comiste o bebiste y cuáles fueron tus niveles de azúcar en la sangre durante el día.
  • Descansa. Todos debemos descansar cuando estamos enfermos. Esto ayuda al cuerpo a dedicar toda su energía para luchar contra la enfermedad. Sigue las instrucciones de tus padres en relación con la comida, la bebida, las pruebas de glucosa y los medicamentos y duerme todo lo que puedas.

¡Sigue todos estos pasos y pronto te sentirás mejor!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: agosto de 2013