SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Cuando el nivel de azúcar en sangre es muy elevado

(When Blood Sugar Is Too High)

La glucosa, o azúcar, es la fuente principal de energía del cuerpo. Esto significa que tu cuerpo, incluyendo tu cerebro, necesita glucosa para funcionar correctamente. Pero si bien necesitamos glucosa como fuente de energía, no es saludable tener demasiada glucosa en la sangre.

¿Qué es la hiperglucemia?

La hiperglucemia es el término médico que se usa para describir los niveles de azúcar en sangre elevados. La hormona insulina es la que controla el nivel de glucosa en la sangre. Pero una persona con diabetes no puede generar suficiente insulina -o la insulina no funciona correctamente- y por lo tanto se enferma a causa de la gran cantidad de azúcar que tiene en la sangre.

Si tienes un nivel de azúcar en sangre elevado, necesitas un tratamiento para reducir la cantidad de azúcar. Tanto tus padres como el equipo de atención de la diabetes te dirán cuál es el nivel de azúcar que debes tener y lo que debes hacer si este nivel sube mucho.

El éxito del control de la diabetes se centra en el equilibrio de tres factores:

  1. las medicinas que tomas (insulina o píldoras)
  2. los alimentos que comes
  3. la cantidad de ejercicio que haces

Los tres factores deben estar equilibrados. Si alguno de estos factores se desfasa, también pueden desequilibrarse los niveles de azúcar. Tus padres y tu médico pueden ayudarte a mantener el equilibrio entre estos factores.

Las causas de un nivel de azúcar en sangre elevado

En general, los niveles anormales de azúcar en sangre se presentan como consecuencia de:

  • no tomar la medicina para la diabetes en el momento adecuado o no tomar las cantidades correctas
  • comer más alimentos que los permitidos en tu plan alimenticio (sin modificar la cantidad de insulina o de píldoras)
  • no hacer suficiente ejercicio físico
  • tener una enfermedad, como por ejemplo una gripe
  • tomar otras medicinas que afectan la manera en la que funciona la medicina para la diabetes

A veces te será difícil mantener el azúcar en sangre a niveles normales, pero nadie es perfecto. Los adultos te pueden ayudar a mantener el equilibrio cuando tienes diabetes. A veces los niveles de azúcar en sangre pueden ser elevados porque estás creciendo y tu médico necesita hacer cambios en el plan de tratamiento de la diabetes.

Señales de que el nivel de azúcar en sangre es muy elevado

Es posible que las personas con un nivel elevado de azúcar en la sangre:

  • orinen mucho. Cuando los niveles del azúcar en la sangre son muy elevados, los riñones eliminan el exceso de glucosa mediante la orina (pis). Por eso es que las personas con niveles elevados de azúcar en la sangre hacen más pis y con más frecuencia.
  • beban mucho líquido. Como al orinar tanto pierdes mucho líquido, tienes mucha sed.
  • pierdan peso. Como no hay suficiente insulina que ayude al cuerpo a usar la glucosa, el cuerpo comienza a consumir músculo y grasa para obtener energía; y así es como se adelgaza.
  • se sientan cansadas. Dado que el cuerpo no puede usar glucosa correctamente como fuente de energía, es posible que te sientas muy cansado.

Los niveles elevados de azúcar en la sangre no siempre causan estos síntomas. A veces puedes tener niveles elevados de azúcar en sangre y no saberlo. Pero si se deja sin tratar, puede causar problemas serios de salud. Por eso es importante trabajar junto con tus padres y el equipo de tratamiento de tu diabetes para mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control. Ésto puede significar que tengas que controlar el nivel de azúcar varias veces por día, aún si te sientes bien.

¿Cómo se tratan los niveles de azúcar en sangre elevados?

Para tratar un nivel de azúcar en sangre elevado, es bueno saber qué está causando este problema. Es posible que tengas que tomar más píldoras para la diabetes, o insulina, ya que estás creciendo y comiendo más o tendrás que hacer más ejercicio todos los días.

Tener un nivel elevado de azúcar en la sangre de vez en cuando no es terrible; les pasa a todos los que sufren de diabetes de vez en cuando. Pero si tienes un nivel de azúcar en sangre elevado frecuentemente, el equipo de atención de tu diabetes te tendrá que ayudar a encontrar la manera de regresar a un nivel saludable.

¿Qué es una cetoacidosis diabética?

Una persona con mucha azúcar en la sangre puede desarrollar un problema de salud serio con un nombre que también suena muy serio: cetoacidosis diabética. Esto sucede cuando el cuerpo se desespera por obtener una fuente de energía. El cuerpo desea utilizar glucosa (azúcar). Pero sin insulina, esa glucosa no puede salir de la sangre (y las células no pueden utilizarla) y por lo tanto el cuerpo debe utilizar grasa.

Pero, a veces, esto puede causar problemas. ¿Por qué? Porque cuando el cuerpo utiliza grasa como fuente de energía, se generan sustancias químicas denominadas cetonas . Estas cetonas entran en el torrente sanguíneo (sangre) y la orina (pis) y pueden enfermar a la persona seriamente. La cetoacidosis diabética es un problema muy serio para las personas con diabetes, pero la buena noticia es que puede evitarse y tratarse.

Síntomas de la cetoacidosis diabética

Los síntomas de la cetoacidosis diabética por lo general no aparecen todos juntos; usualmente aparecen de a poco a lo largo de varias horas. Asegúrate de decirle a uno de tus padres o a otro adulto si tienes síntomas de azúcar en sangre elevado, los cuales aparecen antes de que la persona sufra de cetoacidosis diabética:

  • Estás muy cansado.
  • Tienes mucha sed u orinas más de lo normal.
  • Tienes la boca muy seca.

Si la persona no es tratada para reducir la cantidad de azúcar en sangre a un nivel normal, es posible que tenga los siguientes síntomas de cetoacidosis diabética, y hasta podría desmayarse:

  • dolor abdominal
  • nauseas o vómitos
  • aliento con olor a fruta
  • dificultades para respirar
  • confusión

En ciertas ocasiones los síntomas de la cetoacidosis diabética pueden ser similares a los de la gripe u otra enfermedad. Por lo tanto, tu padre u otro adulto controlará el nivel de cetonas para ver si tienes cetoacidosis diabética. Analizar el nivel de cetonas es fácil. Puedes analizar tu orina (pis), o a veces tu sangre, para ver si tienes niveles de cetonas muy elevados.

¿Cómo se trata la cetoacidosis diabética?

La cetoacidosis diabética puede tratarse pero debes ir al consultorio del médico o a un hospital inmediatamente. Para sentirse mejor, una persona con cetoacidosis diabética necesita recibir insulina o líquidos a través de un pequeño tubo que se inserta en una vena del cuerpo.

¿Pueden evitarse los niveles elevados y la cetoacidosis diabética?

Estos dos problemas no parecen ser muy divertidos y seguramente te estés preguntando cómo se pueden evitar. La solución es mantener el azúcar en sangre a un nivel lo más cercano posible al normal. Ésto significa cumplir con el plan de control de la diabetes. Controlar el nivel de azúcar en sangre varias veces por día les permitirá saber, a ti y a tus padres, si tienes un nivel de azúcar en sangre elevado. De esta manera puedes tratar el problema y ayudar a evitar la aparición de la cetoacidosis diabética.

¿Qué más puedes hacer? Lleva contigo una pulsera de identificación médica que indique que eres diabético. De esta manera, cuando no te sientas bien, cualquier persona que esté contigo (aunque no te conozca) sabrá que debe pedir atención médica. Y los médicos podrán mejorar tu situación más rápido si saben que tienes diabetes. Estas pulseras también suelen incluir el número de teléfono del médico o de uno de tus padres. Cuando antes recibas la ayuda que necesitas, ¡más rápido te sentirás mejor!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: junio de 2013