SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

¿Qué sucede cuando te tragas un insecto?

(What Happens If You Swallow a Bug?)

¿Alguna vez te entró una mosca en la boca? Por lo general, la historia termina allí; la escupes y adiós, bicho. Pero, a veces, te la tragas y termina en tu estómago. Con menos frecuencia, es posible que una persona inhale un insecto y que éste termine en sus pulmones.

Es posible que alguna vez hayas escuchado la canción "I Know an Old Lady Who Swallowed a Fly" (Conozco a una vieja que se tragó una mosca). La mayoría de las personas no se tragan moscas. Pero seguramente conocemos a alguien que se tragó un pequeño mosquito. Otro niño estuvo cerca de tragarse un insecto cuando una avispa voló de su lata de soda hacia su boca mientras él intentaba tomar un trago (la escupió antes de que la avispa lo pudiera picar). ¿Y podrías creer que alguien contó que inhaló un bichito de luz y que lo podía sentir en los pulmones?

Un insecto puede recorrer dos posibles caminos al ser tragado:

  1. descender por el esófago (conducto por el que pasa la comida) hasta llegar al estómago
  2. descender por la tráquea (tubo por el que pasa el aire), hasta llegar a los pulmones

Si el insecto termina en el estómago, se digerirá como cualquier otro alimento. Y lo que quede de él, saldrá por el "otro extremo" cuando vayas al baño. Es desagradable, pero poco probable que cause problemas.

Si crees que inhalaste un insecto y piensas que lo tienes en los pulmones, díselo a uno de tus padres o a otro adulto. Por lo general esto te hará toser y sentir un poco incómodo. Tu mamá o tu papá querrán consultar con un médico. A diferencia de tu estómago, los pulmones no pueden digerir el insecto.

En los pulmones, el insecto quedará atrapado en una capa de mucosidad. Quizás estés pensando "¡Qué asco, tengo los pulmones llenos de mocos!" Pero es bueno saber que esa mucosidad está allí por una buena razón. Protege los pulmones y vías aéreas de situaciones como ésta. La mucosidad ayuda a que los pulmones estén limpios para que puedas respirar sin problemas. En otras palabras: ¡No se permite la entrada de insectos!

Revisado por: Aaron S. Chidekel, MD
Fecha de revisión: julio de 2011