SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Sentirse demasiado alto o demasiado bajo

(Feeling Too Tall or Short)

"¡Poneros en fila, del más bajo al más alto!" ordena el profesor. “¡Otra vez no...!” se quejan algunos alumnos —sobre todo si les toca estar en de los extremos de la fila.

Para la mayoría de niños la estatura no es algo que puedan modificar a voluntad, de modo que ¿qué puedes hacer si no te gusta tu estatura? Por lo general, las niñas se quejan de ser demasiado altas y los niños de ser demasiado bajos. Pero es posible que a algunos niños muy altos no les guste serlo tanto y algunas chicas muy bajitas estén hartas de oír bromas sobre su estatura o de la sensación de estarse quedando pequeñas mientras sus amigas siguen creciendo.

Pero lo cierto es que todo el mundo crece -solo que lo hace a su ritmo. En otras palabras, tu cuerpo crece a su propio ritmo. No puedes estirarte a voluntad para ser más alto. O, si te consideras demasiado alto, no puedes hacer nada para que tus amigos crezcan más deprisa a fin de no ser siempre el más alto del grupo.

Aquellos niños a quienes les preocupa su estatura suelen formularse dos preguntas:

  1. ¿Cuándo aumentaré de estatura (o dejaré de crecer)?
  2. ¿Qué estatura tendré de mayor?

Tus genes, que heredaste de tus padres, determinan en gran medida lo alto que acabarás siendo y lo deprisa que crecerás. Los niños aumentan de estatura más rápidamente durante los estirones, momentos en que sus cuerpos crecen más deprisa —por ejemplo ¡hasta 10 cm (4 pulgadas) o más en un año durante la pubertad!

¿Cuándo se aumenta de estatura?

El mayor estirón lo diste cuando eras un bebé. Durante el primer año de vida creciste unos 25 cm (10 pulgadas) a medida que te ibas haciendo más fuerte y más grande. Desde entonces, probablemente has ido ganando unos pocos centímetros cada año. Puedes darte cuenta de lo que has crecido cuando te midan la estatura en la revisión médica anual o cuando se te queden cortos los pantalones. ¡Y se te vean los tobillos!

Después de la lactancia, el siguiente estirón importante que experimentan los niños tiene lugar durante la pubertad, una etapa en que suceden multitud de cambios corporales que hace que los niños y niñas se conviertan en chicos y chicas y empiecen a tener un aspecto más parecido al de los adultos. Pero nadie puede predecir exactamente cuándo un niño en concreto experimentará todos esos cambios corporales.

La pubertad empieza a edades diferentes en distintas personas y es un proceso que suele durar un par de años. Por lo tanto, el aumento de estatura propio de la pubertad ocurre a edades diferentes, dependiendo de cada niño y de su género.

Por lo general, la pubertad empieza:

  • entre los 8 y los 13 años en las niñas
  • entre los 9 y los 14 años en los niños.

Durante la pubertad, tanto los niños como las niñas experimentan un gran estirón hasta alcanzar la estatura que tendrán cuando sean adultos. Esto significa que las niñas empiezan a crecer más tarde seguirán creciendo cuando tengan 15 años. En el caso de los niños, los que alcancen más tarde la pubertad seguirán creciendo cuando se acerquen a los 20 años. ¡Unos pocos de estos niños pueden seguir creciendo incluso después de cumplir 20 años!

¿Qué estatura tendré de mayor?

Tal vez te gustaría saber qué estatura tendrás de mayor. ¿Llegarás a ser tan alto como tu madre o tu padre algún día? No hay forma de predecir la estatura que tendrá un niño cuando sea adulto, pero es fácil tener algunas pistas: echa un vistazo a tus padres y a los demás adultos de tu familia. ¿Qué estatura tienen? Lo más probable es que tengas aproximadamente la misma estatura que tus padres. Si uno de tus padres es alto y el otro es bajo, probablemente tú tendrás una estatura intermedia.

Pero también podrías ser más alto o más bajo que tus padres. Vaya, ¡parece ser que hay un montón de “peros” cuando se trata de la estatura! Esto se debe a que tu estatura está determinada por tus genes —el complicado código de instrucciones que has heredado de tus padres. Los genes le indican a tu cuerpo cómo tiene que crecer y determinan muchas cosas, incluyendo lo alto que serás cuando seas adulto.

Pero esos genes no te convierten en una copia exacta de tu madre o tu padre. Los hijos solamente heredan algunos genes de cada uno de sus progenitores (no todos), y los padres no transmiten los mismos genes a cada uno de sus hijos. Si tienes hermanos, lo habrás comprobado. Los hermanos pueden ser bastante diferentes a pesar de tener los mismos padres. ¡Hasta los gemelos idénticos pueden acabar teniendo estaturas diferentes!

Preocupaciones relacionadas con la estatura

He aquí algunas de las cosas que les pueden preocupar a los niños que se consideran demasiado altos o demasiado bajos:

Eres demasiado bajo para montar en las atracciones del parque de atracciones en que te gustaría montar.

Esto puede fastidiar bastante. Estás listo para montarte en una montaña rusa pero el operador te dice que eres demasiado bajo. En algunas atracciones te dejarán montar si vas acompañado de un adulto, o sea que intenta tener uno a mano.

Todavía tienes que usar un asiento elevador cuando viajas en coche.

Aunque ya hace tiempo que se te quedó pequeña la silla de seguridad para el coche, los niños mayores deben utilizar un asiento elevador cuando viajan en coche hasta que miden aproximadamente 1,50 m (4 pies, 9 pulgadas). La razón de ser de estos asientos es asegurarse de que el cinturón de seguridad está colocado correctamente por si hubiera un accidente. Si tus amigos ya no necesitan utilizar asiento elevador pero tú sí, tal vez te dé un poco de vergüenza. Pero la parte positiva es que, si te sientas más alto, verás mejor el paisaje, lo que te será de gran ayuda cuando te empieces a marear y necesites mirar constantemente por la ventana.

Eres una niña y les llevas la cabeza a los niños de tu edad.

Esto puede hacerte sentir incómoda, sobre todo cuando llegue el momento de formar parejas, como en los bailes escolares. A la larga, la cosa se nivela, pero tarda cierto tiempo porque muchas niñas dan el estirón antes que los niños.

La gente se mete contigo por tu estatura.

Este tipo de “bromas” son las peores. No puedes modificar tu estatura, de modo que ¿qué se supone que tienes que hacer? Como siempre que alguien se meta contigo o te quiera picar, intenta que no te afecte. Pero si te molesta y la persona no desiste, cuéntaselo a un profesor, a tus padres o a otro adulto.

¿Qué puedo hacer ahora?

Si te sigue preocupando tu estatura, habla con tus padres o con tu médico. La mayoría de niños no tienen problemas de crecimiento que requieran tratamiento médico, pero siempre es mejor que preguntes si hay algo que te preocupa.

O sea que para la mayoría de niños parece ser que no hay demasiado que hacer salvo esperar. De todos modos, sí hay algo que puedes hacer: alimentarte de forma saludable y cuidarte. Si te alimentas bien, duermes lo suficiente y haces el ejercicio físico que necesitas, lo más probable es que alcances tu altura potencial máxima. En otras palabras, crecerás todo cuanto tienes que crecer.

Y, aunque oigas lo contrario por ahí, el hecho de tomar vitaminas o suplementos alimenticios no te ayudará a ser más alto. Si quieres ser todo lo alto que puedes ser, ¡sigue una dieta saludable!

Por descontado, los niños a quienes les gustaría ser menos altos también deben cuidarse y seguir una dieta saludable. El hecho de comer menos no te ayudará a volverte más bajo a menos que te mates de hambre y acabes poniéndote enfermo. Y, desde luego, es mucho peor estar enfermo que ser alto.

Con la edad, la mayoría de personas acaban sintiéndose a gusto con su estatura, sean muy altas, muy bajas o tengan una estatura intermedia.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: septiembre de 2013