SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Otitis del nadador

(Swimmer's Ear)

La otitis del nadador es una infección del canal auditivo. Si introduces el dedo en el oído, podrás tocar el canal auditivo. Pero si tienes una otitis del nadador y te metes el dedo en el oído, ¡AY! Obtiene más información sobre este tipo de infección dolorosa que afecta a los nadadores.

La otitis del nadador, también llamada otitis externa, no es una infección de oído regular. Por lo general, cuando una persona dice que un niño tiene una infección de oído, significa que tiene una otitis media, una infección del oído medio. A veces esto sucede cuando el niño se resfría.

Ear graphic in Spanish 2

Pero la otitis del nadador ocurre cuando crece bacteria dentro del canal auditivo (pasaje hacia el tímpano). En este canal, verás que hay una piel delicada que está protegida por una capa delgada de cera. La mayor parte del tiempo, el agua puede entrar y salir del canal auditivo sin causar problemas. Por ejemplo, usualmente no te agarras una otitis del nadador al bañarte o ducharte.

La bacteria puede crecer cuando hay agua atrapada en el canal auditivo. Nadar mucho puede provocar esta afección en el canal auditivo. La bacteria crece y el canal auditivo se enrojece e hincha. A veces, los niños pueden tener una infección en el canal auditivo aunque no naden. Una raspadura o cualquier otra irritación puede producir una otitis del nadador.

¿Cómo sé si tengo una otitis del nadador?

Es posible que la otitis del nadador comience con un poco de picazón, pero trata de no rascarte ya que esto puede empeorar la infección. El dolor de oído es el síntoma más común de la otitis del nadador. Sentirás dolor al tocarte o golpearte la parte exterior del oído. La infección también puede hacer que tengas más dificultad para escuchar, ya que el canal auditivo está inflamado.

Si el médico piensa que tienes una otitis del nadador, te ayudará a eliminar la infección. Para lograrlo, el médico seguramente te dé gotas para los oídos, que contienen antibiótico, con el fin de matar la bacteria. A veces el médico usará una mecha. No es una mecha como la que tienen las velas. Este tipo de mecha es una pequeña esponja que el médico coloca en tu oído. La medicina se pone en la esponja para que se mantenga en contacto con el canal auditivo infectado. La mecha se retira después de haber hecho su trabajo.

Utiliza las gotas durante el tiempo que te indica el médico, aunque los oídos ya no te duelan. Si interrumpes el medicamento muy pronto, es posible que la infección regrese. Si te duele el oído, el médico puede sugerirles a tus padres que te den un medicamento para el dolor especial para niños. Esto te puede ayudar a sentirte mejor, mientras esperas que el antibiótico surta efecto.

¿Cuándo puedo regresar a la piscina?

La pregunta que todos los niños tienen es: "¿Cuándo puedo volver a nadar?". Tendrás que preguntarle a tu médico, pero prepárate para esperar un poco. Es posible que tengas que esperar de una semana a 10 días, antes de que el médico te diga que puedes volver a nadar. Esto es una pena durante el verano, ¡pero es mejor que tener ese horrible dolor de oídos nuevamente!

Si tienes muchos problemas de otitis del nadador o si pasas mucho tiempo en el agua, es posible que el médico te sugiera algunas maneras de protegerte. Por ejemplo, tu mamá o tu papá pueden obtener unas gotas especiales para que te pongas en los oídos después de nadar y de esta manera evaporar el agua que tengas acumulada. Es un paso adicional que puede ayudarte a mantener tus oídos sanos durante todo el verano.

Revisado por: Steven Cook, MD
Fecha de revisión: agosto de 2012