SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Mojar la cama

(Bedwetting)

Hablar de algunas cosas con los amigos es guay, como, por ejemplo, de:

  • tus nuevos juegos de ordenador
  • ir al cine
  • lo que vas a hacer el fin de semana

Pero hay cosas de las que probablemente no hablarás con tus amigos:

  • de cómo lloras cuando ves la película Bambi
  • del día que te pusiste por error tu ropa interior del revés
  • de que mojas la cama mientras duermes

No eres el único

Millones de niños y adolescentes de todo el mundo se hacen pis en la cama cada noche. Es algo tan común, que probablemente en tu clase habrá más niños que también lo hagan. La mayoría de los niños no se lo cuentan a sus amigos, por lo que es fácil sentirse un poco solo en esto, como si fueras la única persona del planeta que se hace pipí en la cama. Pero no eres el único.

El nombre médico para mojar la cama, o hacerse pis en la cama, es enuresis nocturna (que ocurre por la noche). La enuresis puede heredarse en las familias. Esto significa que si tú te haces pis en la cama mientras duermes, es muy probable que algún pariente cercano también lo hiciese siendo niño. Del mismo modo que puedes haber heredado los ojos azules de tu madre o las piernas largas de tu tío, es probable que también hayas heredado la tendencia a mojar la cama.

Lo que es más importante que recuerdes es que nadie se hace pipí en la cama a propósito. Esto no significa que seas perezoso o dejado. Es algo que no puedes evitar. Por alguna razón, los niños que se hacen pipí mientras duermen no son capaces de sentir que tienen la vejiga llena y por eso no se despiertan para ir al lavabo. A veces, un niño puede hacerse pipí en la cama mientras está soñando de un modo muy realista que está en el lavabo, pero más tarde se despierta y descubre que se ha mojado todo.

Muchos niños que mojan la cama duermen muy profundamente. ¿Se quejan tus padres de que es difícil despertarte? ¿Podrías dormir si ante la puerta de tu dormitorio desfilase una banda de música? ¿O con una manada de perros aullando a la luna? Intentar despertar a alguien que se hace pipí en la cama es a menudo tan difícil como despertar a un tronco; no hay quien los saque del sueño.

Algunos niños mojan la cama todas las noches. Otros la mojan algunas noches y otros no lo hacen nunca. Muchos niños dicen que mojan con menos frecuencia la cama si duermen en casa de un amigo o de un familiar. La razón de esto es que si los niños están más preocupados por mojar la cama, pueden no dormir mucho o tener un sueño muy poco profundo. Su mente puede estar diciendo: "¡Eh, tú, no se te ocurra mojar la cama de otro!". Esto puede ayudarte a no hacerte pipí, aunque no seas consciente de ello.

Buenas noticias

La buena noticia es que casi todos los niños que se hacen pipí en la cama al final dejan de hacérselo. Así que si mojas la cama cada noche, no te desanimes. Y no te preocupes creyendo que no eres normal físicamente o emocionalmente. Por lo general, mojar la cama no tiene que ver con tener un problema con tu cuerpo o con tus emociones.

Es probable que dejes de mojar la cama sin necesidad de hacer nada especial. De hecho, 15 de cada 100 niños que se hacen pipí en la cama dejan de hacerlo cada año sin ningún tratamiento. Pero si tienes este problema, es una buena idea que tú y tus padres habléis con el pediatra sobre ello.

Tu pediatra te hará algunas preguntas y es importante que le respondas sinceramente y que no sientas vergüenza. Recuerda que mojar la cama es algo tan común que es muy probable que tu médico trate a muchos niños que también lo hacen. El doctor te hará un reconocimiento y probablemente pedirá que te hagan un análisis de orina. Algunos niños que tienen además otros problemas, como estreñimiento (que no hacen caca de manera regular), que se hacen pipí encima también de día o tienen infecciones urinarias, pueden necesitar que se les haga más pruebas.

Más buenas noticias

Si mojas la cama, hay varias cosas que puedes hacer para mantenerte seco. Intenta no beber nada después de cenar y acuérdate de ir al lavabo antes de acostarte. Si mojas la cama, puedes ayudar quitando las sábanas y llevándolas al cesto de la ropa sucia.

Muchos médicos creen que el mejor tratamiento para la enuresis es un programa para entrenar de nuevo el cerebro para que haga una de las dos cosas siguientes:

  1. despertarte para que puedas ir al baño
  2. seguir durmiendo y aguantar sin hacerte pipí hasta la mañana siguiente

En este programa de reentrenamiento hay que hacer algunos ejercicios para la vejiga, como aguantar un poco durante el día cuando tienes ganas de hacer pipi, imaginar que vas a estar seco en la noche o incluso utilizar una pequeña alarma. La alarma se conecta a una almohadilla que se coloca dentro de la braguita o el calzoncillo por la noche. Tienen alarmas diferentes que pueden sonar, vibrar o ambas cosas, pero todas son tan fáciles de usar que pueden despertar incluso al más dormilón.

Existen medicamentos que a veces se dan a los niños que se hacen pipí en la cama. Pueden ayudarte temporalmente, pero no te curarán de la enuresis. Estos medicamentos funcionan mejor cuando se combinan con alarmas o con otros programas de entrenamiento.

Puede hacer falta algo de práctica hasta que logres entrenar a tu cerebro, y vas a necesitar ser paciente para ello. Pero al final, dejarás de mojar la cama.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2010