SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

La tartamudez

(Stuttering)

"Mi forma de hablar tiene tropiezos."

"Las palabras se me quedan pegadas."

"Mi lengua se tropieza."

"Mi cerebro va mas rápido que mi cabeza."

Estas son algunas de las cosas que los niños(as) dicen cuando describen cómo se sienten al tartamudear. En otras palabras, ellos(as) saben lo que quieren decir, pero no pueden decirlo de forma fluida o corrida. Los niños(as) que tartamudean repiten una palabra o un sonido y arrastran las palabras. Otros niños, puede que tengan problemas con otros sonidos. Por ejemplo las "Ss" y las "Zs" son difíciles para los niños que pronuncian con ceceo. Alguien con este problema, pronunciará la "c" cuando intenta emitir el sonido de una "s" o "z". Otros niños tienen problemas solamente con las palabras que tienen "Rs". Pero lo importante es que independientemente del problema, existen soluciones.

¿Qué son el tartamudeo y los problemas del habla?

Stuttering Spanish Sidebar

Como seres humanos, tenemos la habilidad especial de compartir nuestros pensamientos mediante el habla. Todo comienza formando un pensamiento en nuestro cerebro. Una vez allí, este pensamiento se transforma en un código que hemos aprendido y que llamamos lenguaje. Una vez que el pensamiento se convierte en lenguaje, el cerebro envía una señal a los músculos que controlan el habla, dándoles instrucciones para que se muevan y emitan los sonidos que escuchamos. Luego la boca, el rostro, el cuello, la lengua y los músculos de la garganta se mueven para formar las palabras.

Algunas veces este proceso no funciona perfectamente. Puede haber una interrupción o un corte en el flujo del habla. Esta interrupción se conoce disfluencia. De vez en cuando, todas las personas tienen problemas hablando. Es normal trabarse al pronunciar una o dos palabras de vez en cuando, pero la disfluencia se convierte en un problema cuando interfiere con la forma de hablar diaria y cuando el problema es obvio para otras personas. Una persona puede tener dificultades expresando sus pensamientos y también puede sentir vergüenza y frustración.

¿Por qué tienen los niños problemas para hablar correctamente?

Los doctores y los científicos no saben con seguridad la razón por la que hablar puede ser difícil para algunos niños(as). La mayoría creen que las dificultades del aprendizaje ocurren debido a que hay un problema con la forma en la que los mensajes del cerebro interactúan con los músculos y las partes del cuerpo que se necesitan para hablar. Muchos doctores y científicos creen que el tartamudeo puede ser genético, lo cual significa que una característica, en este caso, la disfluencia, se transmite de forma genética. Los niños(as) que tartamudean son tres veces más propensos a tener un miembro de su familia que también tartamudee. Así que si tu padeces de tartamudeo, quizás tengas una abuela, un padre, un hermano o hermana que una vez tartamudeo también.

¿Cómo se diagnostican los problemas del lenguaje?

Tu doctor de cabecera te referirá a un terapeuta del habla y del lenguaje, o puede que tú visites a uno de estos especialistas directamente. Algunas veces el terapeuta, también conocido como un patólogo del lenguaje irá directamente a tu escuela a reunirse contigo. El terapeuta puede que te pida que leas en alto, que pronuncies algunas palabras o que hables un poco. Puede que también tengas que examinarte con un audiólogo, un especialista en problemas con los oídos. ¿Por qué tienes que tomar una prueba de audición? Porque si no puedes oír muy bien, puede que tengas problemas escuchándote a ti mismo(a) y pronunciando las palabras con propiedad.

¿Cómo se trata el tartamudeo u otros problemas del habla?

Después de que hayas visitado al terapeuta del habla y el lenguaje, él o ella revisarán los resultados de las pruebas contigo y tus padres o uno de ellos. Las pruebas puede que indiquen que necesitas terapia del lenguaje, sesiones donde puedes trabajar con tu terapeuta y practicar tus habilidades. Tu sesión con tu terapeuta puede que se lleve a cabo solamente contigo y tu terapeuta, o puede que tengas una sesión con un grupo de niños.

Además de las sesiones de terapia del habla, tú puedes mejorar tus habilidades trabajando contigo mismo. El terapeuta puede darte ejercicios que puedes hacer en casa y cuando los practiques, mejorarás tus habilidades y esto te ayudará con el hablar diario. Poco a poco descubrirás formas nuevas o diferentes para poder hablar con más claridad.

Al comienzo, estas nuevas técnicas puede que resulten extrañas o que se sientan fuera de lugar, pero sólo tienes que darte tiempo. Pronto, si practicas como se debe, te darás cuenta de tu mejoría y te sentirás más seguro cuando hables. No lo harás perfectamente y está bien que así sea. Nadie habla perfectamente el cien por ciento del tiempo.

Viviendo con un problema del habla

Tener un problema del habla puede ser vergonzoso y hacerte sentir triste o tímido. Incluso puede que decidas que seria más fácil si no hablaras tanto. Pero como suele ocurrir con otro tipo de problemas, ignorar las dificultades del habla no hará que desaparezcan. En lugar de ocultar un ceceo o un tartamudeo, muéstrate abierto sobre la forma en la que hablas y toma los pasos necesarios para mejorar tu habla. Explica la situación a tus amigos y maestros.

Desafortunadamente, vivir con un problema del habla, puede que también signifique aprender a lidiar con quien(es) se burle de ti. Duele mucho cuando una persona se burla de algo que no puedes controlar, como por ejemplo la forma en la que hablas. Recurre a tus padres, amigos y maestros para recibir apoyo. Si alguien se burla de ti, simplemente responde que tienes un problema del lenguaje y que estás haciendo lo posible para mejorarlo. Si continúan molestándote, pide ayuda a un adulto para que interceda y te ayude a resolver el problema.

Si no tienes un problema del lenguaje, pero conoces a quien lo padece, intenta ser su amigo(a). Ten paciencia mientras tu amigo termina de construir un pensamiento, y no tengas miedo de preguntar (con educación) que no entiendes lo que él o ella están intentando decirte y que te gustaría volverlo a escuchar. Si tu eres la persona con el problema del habla, se paciente contigo mismo. La mayoría de los niños(as) con patologías del lenguaje mejoran la forma en la que hablan, especialmente si practican y practican.

Revisado por: Amy Nelson, MA, CCC-SLP
Fecha de revision: julio de 2013