SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Elige el deporte adecuado para ti

(Choosing the Right Sport for You)

A Corey y a Angie, dos hermanos gemelos, les gusta jugar a todo tipo de deportes al aire libre con sus amigos. Sobre todo, les encanta jugar a baloncesto y a fútbol americano. Cuando el día es soleado, Corey y Angie acostumbran a practicar con la pelota de fútbol, a tirarse pelotas de béisbol, o van a correr.

Dentro de un mes los dos gemelos empezarán a estudiar en un instituto de secundaria y ninguno de los dos sabe qué deporte practicará el próximo otoño. Corey se debate entre el fútbol americano, el fútbol europeo y el cross. Angie no sabe si probar un deporte nuevo, como el hockey sobre césped, o seguir con uno que ya domina, como el fútbol europeo y el cross. Ambos se enfrentan a un dilema al que se enfrentan muchos adolescentes —qué deporte practicar y cuál dejar de practicar.

Tantos deportes, ¡y tú solo eres uno!

Elige el deporte adecuado para tiA algunos chicos y chicas les cuesta mucho tomar una decisión sobre qué deporte elegir durante los años de secundaria porque no han practicado ningún deporte organizado previamente y no están seguros de que les vaya a gustar. A otros les resulta especialmente difícil decidirse porque a sus amigos no les gusta el mismo deporte que a ellos.

Independiente de cuál sea el dilema que se te plantee, tienes que tomar la decisión que sea mejor para ti. Si eres un crack en el fútbol europeo pero preferirías probar el fútbol americano porque parece más divertido, date la oportunidad de aprender algo nuevo (¡pero asegúrate de que a tus padres les parece bien)!

La razón de ser de cualquier deporte es pasárselo bien. Si hay un deporte que te gusta mucho pero no estás seguro de que te vayan a seleccionar para el equipo de tu centro de estudios, pruébalo de todos modos. ¿Qué es lo peor que puede ocurrir? Si no te seleccionan, siempre podrás probar con otro deporte. Y en los deportes como el cross y el atletismo no se suele limitar la cantidad de participantes. Se pueden practicar aunque no se forme parte del equipo que va a competir con otros centros.

De vez en cuando hay lugar para las individualidades en los equipos

Algunos deportes, como el lacrosse o el hockey sobre césped, requieren que todos los miembros del equipo estén en sintonía y funcionen de forma coordinada. Es innegable que algunas personas destacarán más que otras, pero no siempre hacen falta superestrellas para formar un buen equipo.

Elige el deporte adecuado para tiHay deportes, como el tenis, el atletismo, el cross, la natación, la gimnasia y la lucha libre, donde los resultados individuales se suman para obtener la puntuación global del equipo. Por supuesto, hay excepciones, como los relevos en el atletismo y la natación, pero la mayoría de las veces es posible ganar individualmente mientras tu equipo pierde y viceversa.

Nadie te conoce mejor que tú mismo. Tal vez te encante estar en el punto de mira. O tal vez te moleste cómo se comportan tus compañeros de equipo cuando se ponen supercompetitivos. O tal vez sencillamente no soportas tener que competir con tus compañeros de equipo por un puesto en la alineación inicial. Sea cual sea el motivo, es posible que lo tuyo no sean los deportes de equipo —y no hay nada malo en ello. Afortunadamente hay muchos deportes que se pueden practicar individualmente entre los que elegir.

Si en tu centro de estudios no se practica el deporte que a ti te gusta

Algunos centros tienen recursos limitados —por ejemplo, un centro urbano puede no tener mucho terreno para campos de juego, mientras que un centro rural puede no tener suficientes alumnos para formar un equipo de cada deporte.

Elige el deporte adecuado para ti 3La región geográfica donde se encuentre tu centro de estudios también puede influir. Si vives en un lugar donde nieva desde el otoño hasta la primavera, probablemente en tu centro no se podrán practicar muchos deportes al aire libre.

Si tu centro no ofrece la posibilidad de practicar el deporte que a ti te gustaría, no te desesperes. Siempre puedes probar otro deporte durante una temporada o enterarte de si en tu localidad hay una liga amateur en la que te podrías apuntar.

Si los deportes organizados no son lo tuyo

A mucha gente le atrae la competición y la popularidad que se puede derivar del hecho de formar parte de un equipo deportivo. A otras personas les encanta el compañerismo y el espíritu de equipo que fomenta este tipo de deportes. Pero para algunas personas los equipos deportivos solo son un motivo de frustración y otra forma de hacer grupitos. Si no eres precisamente un amante del deporte organizado, donde tienes que seguir las reglas de otros, hay muchas otras opciones divertidas y emocionantes entre las que puedes elegir.

Tal vez tengas ya una rutina de ejercicios o actividades que te gusta hacer en tu tiempo libre, pero si estás buscando algo que te mantenga ocupado al tiempo que te ayuda a elevar la autoestima, prueba algunas de las siguientes actividades:

Elige el deporte adecuado para ti 4Trepa hasta la cima. Si cuando eras pequeño te encantaba trepar a los árboles y escalar muros, entonces la actividad perfecta para ti es la escalada en roca. La escalada en roca es uno de los ejercicios más completos, ya que permite trabajar las manos, los brazos, los hombros, la espalda, el estómago, las piernas y los pies — ¡Y TODO A LA VEZ!

Montañismo (¡sí, puedes traerte la bici!) ¿Te has preguntado alguna vez qué cosas tan interesantes te aguardan en esas pistas y sendas de montaña por explorar que no están demasiado lejos de tu casa? ¿Por qué no lo averiguas? Es una forma magnífica de hacer ejercicio. El excursionismo y la bicicleta de montaña son dos formas estupendas de aprender cosas sobre la naturaleza al tiempo que se trabaja el corazón y la respiración. Aunque solo vayas a coger una conocida pista local, ve acompañado por lo menos de otra persona por si ocurriera algo. Si quieres hacer una excursión fuerte de varios días de duración, deberías ir acompañado de alguien que tenga una amplia experiencia en montañismo.

¡Al agua patos! El agua es perfecta para plantearse nuevos retos. Hay multitud de actividades acuáticas de diferentes niveles de dificultad y energía. Aparte de la natación, puedes probar canoa, kayak, pesca, remo, la vela, esquí acuático, windsurf y, si eres muy lanzado, surf.

Encuentra tu yo interior

Muchas actividades pueden ayudarte a fortalecerte tanto física como mentalmente. El yoga, el método Pilates y el tai chi pueden ser relajantes, al tiempo que te permiten ponerte en forma.

  • El yoga tiene montones de beneficios. Mejora la flexibilidad, la fuerza, el equilibrio y el nivel general de energía. Aparte de los beneficios físicos, muchas personas que hacen yoga dicen que reduce la ansiedad y el estrés y favorece la claridad mental.
  • El método Pilates es una rutina de condicionamiento corporal cuyo objetivo es trabajar la flexibilidad, la fuerza, la resistencia y la coordinación sin añadir volumen muscular. El método Pilates también ayuda a mejorar la circulación, a esculpir el cuerpo y a fortalecerlo desde el "núcleo" o "centro neurálgico" (el torso). Las personas que practican Pilates regularmente suelen tener mejor postura, son menos proclives a lesionarse y se sienten globalmente más sanas.
  • El tai chi es un antiguo arte marcial chino que es estupendo para mejorar la flexibilidad y fortalecer las piernas, los músculos abdominales y los brazos.

Desconecta para recargar pilas, ¡pero no te apalanques!

Independientemente de que elijas un deporte o tres, asegúrate de tomarte un descanso de la competición y, durante ese tiempo, dedícate al entrenamiento mixto o combinado. Eso te permitirá desconectar temporalmente de tu deporte o deportes sin dejar de hacer ejercicio y sin perder la forma física.

Elige el deporte adecuado para ti 5Dos ejemplos de entrenamiento mixto o combinado son la natación y la bicicleta estática. No solo fortalecen el corazón y los pulmones, al ser actividades donde se trabaja la resistencia cardiovascular, sino que también ayudan a desarrollar los músculos. La natación te puede ayudar a tonificar el torso, mientras que la bicicleta te fortalecerá los muslos.

También puedes probar a hacer bicicleta al aire libre en los días que haga buen tiempo, parándote periódicamente para hacer abdominales y flexiones a fin de trabajar y tonificar los músculos del abdomen y el tórax.

El período de desconexión entre temporadas competitivas también puede ser una perfecta oportunidad para probar el entrenamiento de fuerza. Antes de iniciar este tipo de entrenamiento, consulta a tu médico y al entrenador o monitor de condicionamiento físico de tu centro de estudios o gimnasio. Tu médico podrá facilitarte información y aclararte las dudas que puedas tener sobre los distintos tipos de actividades físicas, y tu entrenador podrá diseñarte una rutina de ejercicios que te ayude a mantenerte en forma y a prepararte para tu deporte.

Revisado por: Sarah R. Gibson, MD
Fecha de la revisión: junio de 2014