SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Cómo renovar una receta

(Refilling a Prescription)

Elige tu mejor opción para renovar una receta

¿Incluyó tu médico renovaciones en tu receta? Controla la etiqueta. Si la etiqueta tiene un número al lado de la sección "renovaciones" (refills), esa es la cantidad de veces que puedes obtener más medicamentos sin tener que volver a visitar a tu médico.

Hay varias maneras de renovar tu receta:

  • Personalmente. Ve a la farmacia donde surtiste tu receta por primera vez y espérala o regresa a buscarla luego.
  • Telefónicamente. Usa el número de teléfono de la farmacia que se encuentra en el frasco del medicamento para pedir tu renovación. La mayoría de las farmacias grandes o tiendas de cadenas poseen menús automatizados que puedes consultar en cualquier momento, de día o de noche (aunque, por supuesto, deberás buscar tu renovación en el horario de atención). Las guías verbales te conducirán a través del proceso. En las farmacias más pequeñas, puedes hablar directamente con el farmacéutico o con el técnico en farmacia.
  • Por Internet. Si tu farmacia te permite pedir nuevamente una receta a través de Internet, es posible que aun así debas ir a la tienda a buscarla.
  • Por correo. Las personas que toman medicamentos periódicamente (por ejemplo, a diario para tratar una enfermedad) a veces pueden renovar las recetas por correo. Esta opción es cómoda ya que a menudo puedes obtener tus medicamentos por lotes (por ejemplo, un suministro de comprimidos para la alergia para 3 meses) si tu médico te da una receta por esa cantidad. Pregúntale a tu médico acerca de esta opción. Si deseas usar la opción de pedido por correo, deberás planearlo con anticipación ya que recibir tu medicamento puede tomar hasta 2 semanas.

Aumento de tu dosisSi tu seguro médico cubre las recetas, asegúrate de comunicarle al personal de la farmacia si tu seguro ha cambiado desde la última vez que surtiste tu receta. Si no estás seguro acerca del costo de tu medicamento o copago, pregunta.

Usa la etiqueta

No importa cómo elijas renovar una receta, será más fácil si tienes toda la información de tu receta a mano. Gran parte de lo que necesitas está impreso en la etiqueta.

La etiqueta de la receta generalmente envuelve el frasco del medicamento. En algunos casos, especialmente en medicamentos como colirio y cremas para la piel, puede encontrarse pegada en la parte exterior de la caja. Controla la caja cuando recibas la receta para no tirarla por error.

¿Qué pasa si sabes que tu receta es renovable pero tiraste la caja? Es posible que debas ir personalmente a la misma farmacia en la que recibiste tu receta por primera vez y pedirles que la busquen en su base de datos. Es probable que te pidan una identificación y que quieran carnet del plan para medicamentos antes de darte una renovación.

Debes buscar la siguiente información en la etiqueta:

  • Teléfono de la farmacia. Este es el número al que llamarás para solicitar la renovación.
  • Número de la receta. Este número generalmente se encuentra en la etiqueta como "Rx#". Aunque un farmacéutico puede buscar la receta en su computadora, el proceso de renovación será más rápido si tienes este número a mano.
  • Renovaciones disponibles. La etiqueta de la receta te dirá cuántas renovaciones quedan disponibles. La mayoría de las recetas muestra un número de renovaciones con una fecha límite. Si renuevas tu receta antes de esa fecha, deberías poder hacer tu pedido sin ningún problema. Sin embargo, si la etiqueta dice algo como "Las renovaciones requieren autorización" (Refills require authorization) o si tus renovaciones se han vencido, deberás ponerte en contacto con el médico que te recetó el medicamento. A veces la farmacia puede hacerlo por ti, pero otras veces el médico querrá verte y hablar contigo antes de autorizar a la farmacia a renovar la receta.

Asegúrate de que no se agote tu medicamento

Probablemente la parte más complicada acerca de renovar una receta es recordar controlar cuándo estarán por acabarse los medicamentos. Si esperas hasta tomar el último comprimido para renovar tu receta y, por algún motivo, tienes que esperar para recibirla, podría ser una mera molestia o una experiencia terrible. Omitir al menos una dosis diaria de algunos medicamentos puede ser peligroso.

Por otro lado, si tratas de adelantarte y pedir una renovación con semanas de anticipación, es probable que tu seguro no la cubra. Por lo tanto, controla el frasco e intenta calcular cuándo debes renovar tu receta para que la farmacia tenga algunos días para preparar todo, especialmente si van a necesitar comunicarse con tu médico.

Habla con el farmacéutico

Cuando no estas en casaCuando retires tu renovación, probablemente te pregunten si deseas hacerle alguna pregunta al farmacéutico. Este es un buen momento para repasar cómo debes tomar el medicamento, por ejemplo, si debes tomarlo con o sin alimentos. Si no estás seguro acerca de los medicamentos que estás tomando, solicita ver al farmacéutico. La mayoría de las farmacias te solicitan llenar una "exención" si no tienes preguntas.

Es probable que hayas notado efectos secundarios debido a que ya has tomado el medicamento durante un tiempo. Por ejemplo, ¿la crema para el acné deja tu cara roja e irritada? ¿Notas dolores de cabeza luego de usar tu colirio recetado? Es bueno que menciones estas cosas a tu farmacéutico, especialmente porque a veces las personas notan efectos secundarios nuevos aun después de haber tomado el medicamento durante muchos años.

Cuando retires tu receta, dile a tu farmacéutico si estás tomando nuevos medicamentos. Incluso los medicamentos de venta sin receta (como medicamentos para resfriados) o los suplementos a base de hierbas a veces pueden afectar el funcionamiento de los medicamentos recetados o interactuar con ellos y ocasionar problemas de salud.

Si parece que en la farmacia están ocupados o no quieres hacer preguntas sobre algo personal (como la anticoncepción) frente a otras personas, llama a la farmacia y pide hablar con el farmacéutico después de irte. Menciónale que acabas de renovar tu receta allí y que tienes preguntas. No importa cuán ocupados estén, los farmacéuticos están dispuestos y ansiosos por ayudar. Es su trabajo asegurarse de que las personas tomen sus medicamentos de manera segura y eficaz.

Revisado por: Letitia A. Kanar, PharmD, RPh
Fecha de la revisión: junio de 2009