SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

¿Qué ocurre si uno de tus padres no deja de enviar mensajes de textos mientras conduce?

(What If a Parent Won't Stop Texting While Driving?)

¿Qué puedo hacer si le pedí a mi mamá que dejara de mandar mensajes de texto mientras conduce y ya le deje en claro que nos incomoda a mí y a mis amigos y me preocupo por ella aunque no vaya en el automóvil, y ella dice que no es importante y lo minimiza?
- Giselle*

Lamentamos mucho que estés en esta situación. Pero bien por ti, por pensar en tu seguridad, la de tus amigos y la de tu mamá. Estás haciendo lo correcto. Enviar mensajes de texto mientras uno conduce es un asunto importante, sin importar quién lo haga (¡los papás también lo hacen!).

Tal vez ya le hiciste comentarios a tu mamá en el automóvil acerca del hecho de que manda mensajes de texto (como "Vamos, mamá, deja eso. ¡Está el semáforo en verde!"). Ya es hora de sentarse y tener una charla seria, de corazón. Elije un momento en el que sepas que tu mamá no tenga que irse apurada a otro sitio y tendrá tiempo para hablar; ¡de esa forma no podrá escapar de la conversación diciendo que tiene que hacer algo!

  • Empieza diciéndole a tu mamá que necesitas toda su atención. Dile: "Mamá, necesito hablarte sobre algo que es importante para mí, y necesito que me escuches sin interrumpirme, ¿sí?"
  • Dale el mensaje con calma y amabilidad. Por ejemplo, puedes decir: "Es sobre el hecho de que mandas mensajes de texto mientras conduces. Ya te lo mencioné en el automóvil como cinco veces, y todas las veces siento que me ignoras. Me entristece y me asusta que sigas mandando mensajes de texto mientras conduces, aunque ya te dije cómo me siento. Tengo miedo cuando voy en el automóvil contigo, y temo por tu seguridad cuando no estoy en el automóvil. Te amo demasiado para perderte."
  • Dile que otras personas también lo han advertido. "Mis amigos se incomodan cuando viajan contigo. Si sus padres supieran que mandas mensajes mientras conduces, no los dejarían subirse al automóvil contigo. Algunos ya rechazaron viajar conmigo por ese motivo, y pienso que tienen razón. Al igual que conducir cuando uno beber alcohol, a todos nos dicen que no vayamos con amigos que mandan mensajes de texto mientras conducen."
  • Dile lo que has aprendido sobre el hecho de mandar mensajes mientras uno conduce. Si tienes artículos o alguna investigación al respecto, menciónalos. Podrías decir: "Todos los días me entero de que mandar mensajes de textos mientras uno conduce es riesgoso, peligroso y causa accidentes, pero es como si pensaras que toda la información sobre seguridad no aplica a ti. También me enteré de que los conductores que van distraídos jamás piensan que están distraídos... todos piensan que pueden hacer varias cosas a la vez. Pero es solo cuestión de un segundo para que pase algo horrible. No solo alguien puede terminar lastimado, sino que nos enteramos que la policía usa los registros de los mensajes de texto para ver quién tiene la culpa, ya que mandar mensajes mientras uno conduce está prohibido por ley en la mayoría de los lugares. Así que tengo miedo de que te multen o te demanden."
  • Menciona que la ves como un referente. Dile: "Mamá, ¿cómo puedes esperar que no haga las cosas que tú me dices que son peligrosas si tú misma las haces? Necesito que me sirvas de ejemplo. Me duele que no dejes de mandar mensajes en el automóvil si yo te lo pido. ¿Qué mensaje es tan importante que vale la pena arriesgar tu vida o la mía?"
  • Dile lo que quieres que haga: "Te amo, mamá, así que esto es lo que te pido. Te pido que pienses sobre lo que acabo de decir sin enojarte ni defenderte, y sin ignorarme e ignorar el problema. Te pido que, a partir de ahora, guardes el teléfono en la cartera o, mejor aún, que lo apagues cuando te subes al automóvil. Un hábito, como abrocharte el cinturón de seguridad. Si necesitas dejar el teléfono prendido, quiero que lo tengas fuera de tu alcance. Si escuchas el tono que dice que tienes un mensaje o si suena tu teléfono, quiero que lo ignores. Si estoy contigo, me puedes dar el teléfono a mí, y yo haré lo que pueda para ayudarte. Quiero que veas tus mensajes y tu correo de voz solo cuando estés estacionada. Eso es lo que quiero que hagas. Y te lo estoy pidiendo porque te amo y me preocupo por tu seguridad y la mía."
  • Dale tiempo a tu mamá para que piense y vuelva a hablar contigo sobre el tema.

Una conversación como esta no es fácil, y exigirá que recurras a todas tus habilidades para ser firme y maduro. Tendrás que manejar tus emociones y mantener la calma si quieres que tu mamá escuche lo que piensas, sientes y quieres.

¿Pero qué ocurre si tu mamá no te escucha o no modifica su conducta? Intenta de nuevo, esta vez por medio de una carta. Si no cambia de parecer, pídele a un familiar o un amigo adulto que te ayude a convencerla. Y, hasta que ella cambie sus hábitos, intenta que te lleven los padres de tus amigos (u otros conductores responsables) siempre que te sea posible.

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de la revisión: febrero de 2012

*Se cambiaron los nombres para proteger la privacidad de los usuarios.