SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

La enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B

(Hib Disease (Haemophilus Influenzae Type b))

Si estás leyendo esto, lo más probable es que hayas oído hablar sobre la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B y que te preguntes qué es. La buena noticia es que, si vives en EE.UU., lo más probable es que te hayan vacunado contra ella cuando sólo eras un bebé.

He aquí más información sobre la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B.

¿En qué consiste?

El Haemophilus influenzae tipo b es un tipo de bacteria que puede causar distintas enfermedades, desde una leve infección en la piel hasta problemas de salud bastante más graves, como una infección de la sangre o una meningitis.

La enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B no suele ser un problema importante para los adolescentes que gozan de un buen estado de salud. Pero lo puede ser para aquellas personas cuyo sistema inmunitario está debilitado.

A pesar de que la bacteria contiene la palabra "influenza" en su nombre y que las palabras "influenza" y "gripe" son sinónimos, ésta bacteria no puede provocar la gripe en la gente que se infecta con ella. Algunas personas pueden ser portadoras de la bacteria sin desarrollar ninguna enfermedad y hasta es posible que ni siquiera sepan que tienen esta bacteria en la nariz y en la garganta.

Gracias a una vacuna cuyo uso se generalizó en la década de los ochenta del siglo XX, la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B es bastante rara en los niños y los adolescentes de EE.UU. De todos modos, se trata de un problema preocupante en los países subdesarrollados y en vías de desarrollo, donde el uso de la vacuna está menos generalizado.

¿Cómo la contrae la gente?

La bacteria Haemophilus influenzae tipo B se propaga a través de las mucosidades y/o de la saliva. La mayoría de las infecciones ocurren cuando alguien que es portador de la bacteria (sea en la nariz y/o la garganta) tose o estornuda cerca de alguien que no ha recibido el ciclo completo de la vacuna correspondiente. Las personas que son portadoras de la bacteria Haemophilus influenzae tipo B pueden contagiar la infección a otras personas mientras la bacteria permanece en su organismo, aunque ellos nunca lleguen a desarrollar la enfermedad.

La enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B es más frecuente en niños menores de 5 años que no han recibido la vacuna correspondiente. Pero la bacteria que causa esta enfermedad también puede infectar a cualquiera que no haya recibido el ciclo completo de esta vacuna. (El ciclo completo de la vacuna contra Haemophilus influenzae tipo B es una serie de tres o cuatro inyecciones que en EE.UU. se suelen administrar durante la lactancia.)

Signos y síntomas

Alguien que padezca la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B presentará fiebre. Los demás problemas asociados a esta enfermedad dependerán de la parte del organismo que se haya infectado. He aquí varios ejemplos:

  • Meningitis. Las personas con meningitis pueden tener dolor de cabeza, rigidez de nuca y vómitos. La meningitis es una afección grave que puede provocar lesiones cerebrales permanentes e incluso la muerte.
  • Neumonía (o pulmonía). Las personas con neumonía pueden tener tos y dificultades para respirar.
  • Epiglotitis. Esta grave infección de garganta cursa con dolor de garganta, babeo excesivo e importantes problemas para respirar.
  • Celulitis. Las personas con esta infección cutánea pueden presentar enrojecimiento y sensibilidad al tacto en la piel afectada.
  • Artritis. Se trata de una infección articular. La gente con una artritis provocada por la bacteria Haemophilus influenzae tipo B puede notar enrojecimiento, inflamación y dolor en algunas de sus articulaciones.
  • Infecciones de oído provocadas por la bacteria Haemophilus influenzae tipo B pueden cursar con un fuerte dolor de oído.

Cuándo llamar al médico

Llama a tu médico si no te han administrado la vacuna contra la bacteria Haemophilus influenzae tipo B (o si no te han administrado el ciclo completo de esta vacuna) y temes haber podido contraer una de las infecciones que acabamos de describir. Si no has completado el ciclo de vacunaciones, también deberías contactar con tu médico si sabes que te has relacionado con alguien que padecía la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B.

Si presentas síntomas graves, como problemas para respirar, llama al teléfono de emergencias (911 en EE.UU, 999 en el Reino Unido y 112 en el resto de la U.E.) o dirígete a un servicio de urgencias hospitalarias de inmediato.

¿Qué hacen los médicos?

El médico te explorará y te formulará preguntas sobre tus síntomas. En algunos casos, los médicos extraen una pequeñas muestra de sangre u otro fluido corporal para someterla a análisis.

Los médicos tratan la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B con antibióticos, que son útiles para tratar las infecciones bacterianas. Las personas que padecen la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B necesitan tomar el ciclo completo de antibióticos, incluso aunque se empiecen a sentir mejor antes de haberlo completado. Ésto se debe hacer para asegurarse de que la infección remite definitivamente. El médico también puede darte algunas recomendaciones para que te encuentres mejor hasta que remita la infección.

Cuando una persona contrae la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B, debe quedarse en casa, dejando de ir a escuela y/o al trabajo mientras presente síntomas y durante un día o un par de días más después de haber iniciado la toma de antibióticos. Las personas que padecen la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B necesitan mantenerse alejadas de cualquiera que no se haya vacunado contra esta bacteria, sobre todo si se trata de bebés o de personas ancianas, cuyos sistemas inmunitarios podrían estar debilitados.

¿Puedo prevenir la enfermedad por

La mejor forma de prevenir esta enfermedad es recibir la serie completa de la vacuna correspondiente. Si vives en EE.UU., lo más probable es que hayas recibido la serie completa cuando eras un lactante. Se lo puedes preguntar a tu médico para saberlo con más seguridad.

Los médicos no suelen administrar la vacuna contra la bacteria Haemophilus influenzae tipo B a sus pacientes en edad adolescente porque las enfermedades que puede provocar esta bacteria no suelen ser un problema cuando el paciente supera los 5 años de edad. De todos modos, solo hay una excepción: los médicos recomiendan administrar estas vacunas a adolescentes (y adultos) con sistemas inmunitarios debilitados debido a afecciones como la anemia falciforme, la leucemia o el hecho de haber contraído el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Las personas a quienes les han extirpado el bazo también deben ser cautas en lo que respecta a las infecciones por Haemophilus influenzae tipo B.

La conclusión final es que la mayoría de los adolescentes no deben preocuparse por la enfermedad por Haemophilus influenzae tipo B a menos de que presenten problemas de salud que incrementan los riesgos de padecerla. Pero, de todos modos, es conveniente que estés bien informado sobre la bacteria Haemophilus influenzae tipo B si tienes un hermano o una hermana que todavía es un lactante y que necesita recibir la serie completa de la vacuna contra esta enfermedad.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: diciembre de 2012