SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Impétigo

(Impetigo)

Paul no se sorprendió mucho cuando tuvo una reacción a la hiedra venenosa después de acampar el fin de semana; ya había tenido ese problema antes. Pero esta vez era diferente. En las partes de los brazos donde primero había aparecido la erupción, muy pronto desarrolló nuevos tipos de ampollas que supuraban y luego formaban costras.

Después de una visita al médico, Paul descubrió que tenía algo más que una reacción a la hiedra venenosa. También tenía una infección en la piel llamada impétigo.

¿Qué es el impétigo?

El impétigo es una infección en la piel que en general es provocada por una de dos bacterias: Staphylococcus aureus (S. aureus) o Streptococcus pyogenes (también llamada estreptococo del grupo A, la misma bacteria que causa las inflamaciones de garganta). Las bacterias del Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina (llamadas SARM) también se están convirtiendo en una causa principal de impétigo.

El impétigo puede afectar la piel en cualquier parte del cuerpo, pero a menudo afecta el área alrededor de la nariz y la boca. Es más probable que aparezca en la piel que ya está irritada o en carne viva por un eccema, el contacto con hiedra venenosa, un corte, una raspadura o la picadura de un insecto.

Al tocar la piel infectada y luego tocar otra parte del cuerpo, se puede contagiar la infección a esa área. También se puede contagiar a otra persona si ésta toca el área infectada. Debido a que los niños a nivel preescolar y en la escuela primaria tienen mucho contacto cercano con otros niños, el impétigo ocurre con más frecuencia en esas edades, pero cualquiera puede contagiarse.

teen with impetigo illustration

¿Cuáles son las señales y síntomas?

En general, el primer síntoma de impétigo son pequeñas ampollas. Las ampollas pueden ser ocasionadas por S. aureus o estreptococo del grupo A. Cuando las ampollas se revientan, la piel debajo de ellas está húmeda, enrojecida y podría supurar líquido. Después, se forma una costra de color marrón claro o marrón amarillento sobre las áreas húmedas, y se ven como si hubieran sido recubiertas por una capa de miel o azúcar moreno.

La infección por S. aureus también puede provocar ampollas más grandes con líquido que empieza siendo transparente pero después se vuelve turbio. En general, estas ampollas se mantienen enteras sin reventar durante mucho tiempo. Puede ser difícil determinar si un caso de impétigo es causado por estreptococos o estafilococos. Pero el tratamiento es similar, independientemente del tipo de bacteria que causó la infección.

¿Cómo se diagnostica y trata?

Los médicos generalmente diagnostican el impétigo por su aspecto y tratan la infección con antibióticos. Tu médico probablemente te recete un ungüento antibiótico si la infección es leve. Si el impétigo se ha contagiado a otros lugares o si el ungüento no está funcionando, tal vez debas tomar un antibiótico en píldora. Es importante terminar todo el medicamento recetado aunque las manchas desaparezcan rápidamente.

Como el impétigo puede contagiarse de una persona a otra a través del contacto con el área infectada, las ampollas deben mantenerse cubiertas. Si esto no es posible, podría ser buena idea faltar a la escuela y quedarse en casa por un día o dos mientras la erupción todavía es contagiosa. Después de tres días de tratamiento, debería comenzar a curarse y encostrar.

Si la piel no empieza a curarse después de este tiempo o si empiezas a tener fiebre, vuelve a llamar al médico. También debes informar al médico de inmediato su la piel alrededor del impétigo se pone roja, está caliente, inflamada o sensible.

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

Además de tomar o aplicarte el medicamento exactamente como te lo indicó el médico, puedes lavarte las áreas infectadas suavemente con agua y jabón sin fragancia, usando un trozo de gasa limpia. Si un lugar tiene costras, sumérgelo en agua tibia con jabón por un rato para eliminar la acumulación de capas de costra. No es necesario que elimines toda la costra, pero es importante mantener el área limpia.

Para evitar el contagio de impétigo a otras partes del cuerpo, cubre las áreas infectadas con gasa y cinta o una venda plástica sin apretar mucho.

También considera mantener las uñas cortas hasta que la infección desaparezca, para ayudarte a resistir el deseo de rascarte. El impétigo puede causar picor, pero intenta no rascarte porque puedes contagiar la infección a otras partes del cuerpo, o lastimar la piel y empeorarla. Si te rascas repetidamente, pueden formarse cicatrices en la piel.

Si la picazón continúa, pregúntale a tus padres si puedes tomar un medicamento contra la picazón, como difenhidramina. Esto podría ayudarte a superar el período crítico y evitar que te sigas rascando.

¿Puedo prevenir el impétigo?

La mejor forma de prevenir el impétigo es mantener prácticas de higiene adecuadas. Debes bañarte o ducharte en forma regular y usar jabón para mantener la piel limpia. Cuida la piel que esté lesionada o irritada, incluidos cortes, raspaduras, picaduras de insectos, áreas de eccema y erupciones; y mantén estas áreas limpias y cubiertas.

Si algún familiar tiene impétigo, esa persona debe cubrirse las ampollas para evitar contagiar la infección a otros en la casa, y ustedes no deben compartir ropa, toallas, máquinas de afeitar ni ropa de cama con él o ella. Cuando estos artículos se ensucien, deben lavarse por separado con agua muy caliente. El uso de toallas de papel en lugar de toallas de tela también puede ayudar a evitar que la infección se contagie a otros. Nunca es buena idea compartir el maquillaje, pero es aún más riesgoso si tienes impétigo.

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de revisión: mayo de 2011