SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Infecciones del tracto urinario

(Urinary Tract Infections)

Sólo estaban en el tercer periodo pero Tracy ya había visitado el baño seis veces esa mañana. A veces casi ni tenía tiempo de pedir permiso a la profesora porque la urgencia de orinar era muy intensa. ¿Tomó demasiado jugo de naranja en el desayuno? No - aunque ella sentía verdaderas ganas de ir al baño, cada vez salía sólo una pequeña cantidad de orina. Y sentía quemazón cada vez que orinaba. ¿Qué estaba pasando?

La experiencia de Tracy no es inusual. Su problema, una infección del tracto urinario, es una de las razones más comunes por las que - especialmente - las adolescentes visitan al médico.

¿Qué es una infección del tracto urinario?

Una infección bacteriana del tracto urinario (ITU) es el tipo de infección más común que afecta al tracto urinario. La orina o pis, es el líquido que los riñones filtran del torrente sanguíneo. La orina contiene sales y productos de desecho, pero normalmente no contiene bacterias. La ITU se puede producir cuando las bacterias entran a la vejiga o al riñón y se multiplican en la orina.

Hay tres tipos principales de ITU. Las bacterias que infectan sólo la uretra (el tubo corto que lleva la orina de la vejiga al exterior del cuerpo) causan uretritis. Las bacterias también pueden causar una infección de la vejiga, que se conoce como cistitis. Otro tipo más grave de ITU es la infección del riñón mismo, conocido como pielonefritis. A menudo las personas que sufren este tipo de ITU tienen dolor de espalda, fiebre alta, y vómitos.

El tipo más común de ITU, la infección de la vejiga, causa mayormente sólo molestia e inconveniencia. Las infecciones de la vejiga se pueden tratar rápida y fácilmente. Es importante obtener tratamiento inmediato para evitar que la infección llegue a los riñones y sea más grave.

La culpa es de las bacterias

Las ITU usualmente son causadas por E. coli, las bacterias que se encuentran normalmente en el tracto digestivo y en la piel alrededor de las áreas del recto y de la vagina. Cuando las bacterias entran a la uretra, pueden avanzar hacia la vejiga y causar una infección.

Las muchachas desarrollan infecciones del tracto urinario con mucha más frecuencia que los muchachos, probablemente por las diferencias en la forma y la longitud de la uretra. Las muchachas tienen uretras más cortas que los muchachos y la abertura está más cerca del recto y la vagina, donde es más probable que se encuentren bacterias. Algunas personas parecen tener ITU con frecuencia, pero a menudo tienen otros problemas que las hace más propensas a tener infecciones, como una anormalidad en las estructuras o la función del tracto urinario. El problema funcional más común del tracto urinario se llama reflujo vesicoureteral, una afección en la que un poco de orina fluye de regreso, o refluye, de la vejiga a los uréteres e incluso hasta los riñones.

Hay varias maneras en que las bacterias entran a la uretra. Durante las relaciones sexuales, las bacterias del área de la vagina pueden ser empujadas dentro de la uretra y con el tiempo terminan en la vejiga, donde la orina crea un ambiente propicio para el crecimiento de las bacterias. Ésta es la razón por la que las mujeres que son sexualmente activas a menudo sufren de ITU (las ITU no son contagiosas, de modo que otra persona no te puede contagiar la infección del tracto urinario). Las bacterias también pueden ser introducidas en la vejiga de una niña al limpiarse de atrás hacia adelante después de tener una evacuación intestinal, esto puede contaminar la abertura de la uretra. El uso de espermicidas (incluyendo condones tratados con espermicida) y diafragmas como anticonceptivos también puede aumentar el riesgo de desarrollar una infección del tracto urinario.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden causar síntomas parecidos a los de las ITU, como por ejemplo dolor al orinar. Esto se debe a la inflamación e irritación de la uretra o de la vagina que a veces se asocia con Chlamydia y otras ETS. Si no se tratan, las ETS pueden causar graves problemas de largo plazo, incluso enfermedad inflamatoria pélvica e infertilidad. A diferencia de la ITU, las ETS son contagiosas.

Síntomas de las ITU

Hay varios síntomas que se asocian con las ITU. Los síntomas de las infecciones de la vejiga pueden incluir:

  • micción frecuente
  • ardor o dolor al orinar
  • la sensación de tener que orinar aun cuando en realidad no sale orina o sólo sale un poquito
  • dolor en la parte inferior del abdomen
  • dolor por encima del hueso púbico (en las mujeres)
  • una sensación de tener el recto lleno (en los hombres)
  • orina sanguinolenta o con mal olor
  • fiebre leve
  • una sensación general de temblor y fatiga

Una infección de riñón podría presentar síntomas más graves, incluyendo:

  • fiebre alta
  • escalofríos
  • náuseas y vómitos
  • dolor abdominal
  • orina turbia o sanguinolenta
  • dolor de espalda, justo encima de la cintura

Si tienes síntomas de infección del tracto urinario tendrás que ir al médico inmediatamente. Estos síntomas no desaparecerán si los ignoras - sólo empeorarán. Cuanto antes empieces tu tratamiento, menos molestia tendrás.

Llama al consultorio de tu médico o a la clínica inmediatamente. Si no puedes encontrar a tu médico, puedes ir a un centro de cuidado urgente o sala de emergencias de un hospital. Lo más importante es actuar lo antes posible.

Cómo combatir las bacterias

Sólo tu proveedor de atención médica puede tratar las infecciones del tracto urinario. Lo primero que el médico hará es confirmar que una persona tiene una ITU obteniendo un espécimen de orina de toma limpia. En el consultorio del médico, se te pedirá que te limpies el área genital con toallitas desechables y que luego orines dentro de un recipiente estéril (sin bacterias).

Si se sospecha infección cuando se examina el espécimen, es probable que el médico te recete antibióticos. Puesto que hay muchos antibióticos disponibles, el médico puede enviar el espécimen de orina para un cultivo de orina, una prueba para identificar el tipo exacto de bacteria que está causando tu infección. Los resultados de un cultivo de orina demoran aproximadamente 48 horas y el médico podría pedirle al paciente que cambie de antibióticos dependiendo de los resultados.

Aunque los antibióticos comienzan a combatir la infección de inmediato, no pueden hacer que todos los síntomas desaparezcan inmediatamente. Si la persona tiene mucho dolor a causa de una ITU, el médico puede recomendar un medicamento para ayudar a aliviar el espasmo y el dolor en la vejiga. Esto le dará color anaranjado a la orina, pero es inofensivo y generalmente hará que la persona se sienta mucho más cómoda en unas cuantas horas. En el caso de una infección de riñón, el médico puede recetar medicamentos para el dolor.

Aunque es posible que para algunas infecciones una persona sólo tenga que tomar antibióticos durante 3 días, generalmente las personas con ITU tendrán que tomar medicamentos durante 7 a 14 días. Es importante que tomes los antibióticos hasta que hayas terminado la prescripción. Muchas personas dejan de tomar el medicamento cuando se empiezan a sentir mejor, pero esto no permite que los antibióticos maten completamente las bacterias, lo que aumenta el riesgo de que la infección reaparezca. Si te han diagnosticado una ITU y los síntomas continúan después de que hayas terminado tu medicamento o si tus síntomas no mejoran después de 2 a 3 días de tratamiento, deberías comunicarte con tu médico.

Es importante que tomes mucha agua durante el tratamiento y después del mismo debido a que la vejiga se limpia un poco más cada vez que orinas. El jugo de arándano también puede ayudar. Las personas con ITU deberían evitar el café y los alimentos picantes. Y, aunque siempre es una buena idea dejar de fumar, esto es especialmente cierto para las personas que tienen una ITU o que son propensas a tener ITU ya que fumar está asociado con problemas de la vejiga.

Las personas que obtienen la ayuda inmediata de un médico para una ITU se deberían curar completamente en el plazo de una semana. Para una infección de riñón más grave, es probable que sea necesario regresar al consultorio del médico para una visita de seguimiento y así asegurar que la infección haya respondido completamente al medicamento.

En cualquier caso, el doctor podría aconsejarle a personas con ITU que eviten las relaciones sexuales durante aproximadamente una semana para permitir que la inflamación desaparezca completamente.

Prevención de las ITU

Hay varias maneras de prevenir las infecciones del tracto urinario. Después de orinar, las muchachas se deben limpiar de adelante hacia atrás con papel higiénico. Después de una evacuación intestinal, asegúrate de limpiarte de adelante hacia atrás para evitar la propagación de las bacterias desde el área del recto hacia la uretra.

Otra cosa que tanto las muchachas como los muchachos pueden hacer para prevenir las ITU es ir al baño frecuentemente. Evita aguantar la orina durante períodos largos de tiempo.

Los hombres y las mujeres también deben mantener el área genital limpia y seca. Las muchachas se deben cambiar los tampones y las toallas higiénicas de manera regular durante sus períodos. Los baños de burbujas frecuentes pueden causar irritación del área de la vagina, de manera que las muchachas deben ducharse o darse baños sin burbujas. No uses ropa interior de nilón ni te quedes con la ropa de baño mojada puesta para evitar le exposición prolongada del área genital a la humedad. También ayuda usar ropa interior con la entrepierna de algodón. Y las muchachas deben evitar usar rocíos o duchas para la higiene femenina - estos productos pueden irritar la uretra.

Si eres sexualmente activa, ve al baño antes de tener relaciones sexuales y dentro de los 15 minutos después de tenerlas y lávate delicadamente el área genital para eliminar las bacterias. Evita las posiciones sexuales que irriten o dañen tu uretra o vejiga. Las personas que necesitan lubricación durante las relaciones sexuales, deberían utilizar un lubricante soluble en agua, como por ejemplo la jalea K-Y Jelly.

Finalmente, beber bastante agua todos los días mantiene la vejiga activa y libre de bacterias.

Recuerda que a pesar de que las infecciones del tracto urinario son incómodas y a menudo dolorosas, son muy comunes y se tratan con facilidad. Cuanto antes te comuniques con tu médico, más rápido eliminarás el problema.

Actualizado y revisado por: T. Ernesto Figueroa, MDFecha de revisión: enero de 2012