SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Autismo

(Autism)

Seguramente has escuchado hablar del autismo. Tal vez conozcas alguna persona que se encuentra en lo que los médicos llaman el "espectro autista". Puede ser un miembro de tu familia o un compañero de la escuela. Pero, ¿qué es el autismo? ¿Cómo se contrae? ¿Se puede tratar?

¿Qué es el autismo?

Autismo es una palabra que hace referencia a una gran variedad de trastornos del desarrollo que algunas personas sufren desde el nacimiento o desarrollan en los primeros años de vida. Este grupo de trastornos compone lo que los médicos llaman el espectro autista. Una persona que sufre afecciones que se incluyen dentro de este espectro tiene trastorno del espectro autista (austism spectrum disorder, ASD).

El autismo afecta el cerebro y hace que sea más difícil comunicarse e interactuar con otras personas (conversar, jugar, reunirse o socializar con los demás).

Las personas que se encuentran en el espectro autista, a menudo, tienen dificultades para hablar y comprender el lenguaje desde una edad muy temprana. Puede ser muy difícil para ellas participar en juegos y comprender las reglas cuando son niños. Cuando se convierten en adolescentes, las personas que se encuentran en el espectro autista podrían tener problemas para saber qué ropa está de moda, cómo jugar un deporte o, simplemente, como juntarse con amigos y conversar.

No todas las personas que sufren un trastorno del espectro autista tienen las mismas dificultades. Algunas personas, pueden tener un autismo leve. Otras, pueden tener un autismo más grave. Posiblemente, dos personas con trastorno del espectro autista no actúen de la misma manera ni tengan las mismas habilidades. Algunas personas con autismo son particularmente buenas para la música, las computadoras o el arte, al igual que otros adolescentes. Otras, pueden tener dificultades con el habla, el equilibrio y la coordinación (igual que les ocurre a otras personas).

Aproximadamente el 40 % de las personas con trastorno del espectro autista tienen una inteligencia promedio o superior al promedio. El otro 60 % tiene deficiencias a nivel intelectual que pueden ser de leves a graves.

¿Cuál es la causa del autismo?

En este momento, los médicos y los investigadores no comprenden totalmente cuál es la causa del autismo. Los científicos piensan que está relacionado con los genes y algunos factores del entorno. Algunas investigaciones recientes descubrieron que las personas tienen más probabilidades de tener un trastorno del espectro autista si alguna otra persona de su familia lo tiene, pero esto no necesariamente significa que el autismo se transmita de padres a hijos. El autismo, definitivamente, no es contagioso: no puedes tenerlo por el contacto con otra persona.

Algunos estudios sugieren que existe algo en el entorno que podría hacer que los niños tengan más probabilidades de desarrollar un trastorno del espectro autista, pero, hasta el momento, los científicos no han identificado qué podría ser. Otros estudios sugieren que el autismo podría ser causado por virus, alergias o vacunas. Pero ninguna de estas teorías fue comprobada científicamente. La mayoría de los estudios científicos sobre las vacunas no han encontrado ninguna relación entre las vacunas y el autismo.

Es muy difícil descubrir cuál es la causa del autismo porque el cerebro humano es muy complicado. Las investigaciones actuales se centran en las causas genéticas, pero, como el cuerpo humano tiene muchos genes, podría pasar mucho tiempo antes de que los investigadores sepan exactamente qué genes están involucrados.

¿Cómo se diagnostica el autismo?

Por lo general, el autismo se diagnostica entre 18 meses y 4 años. Mientras más tempranamente se diagnostique que un niño tiene un trastorno del espectro autista, más rápido podrá comenzar a recibir ayuda con el lenguaje y las capacidades de aprendizaje. No existen pruebas médicas para diagnosticar autismo, pero los médicos pueden realizar ciertas pruebas para descartar otros posibles problemas, como pérdida de la audición y dificultades para aprender y prestar atención.

Es posible que para diagnosticar el autismo se necesiten muchos profesionales de atención médica, como psicólogos, neurólogos, terapeutas del habla, psiquiatras y pediatras del desarrollo. Para decidir si un niño tiene un trastorno del espectro autista, los médicos y otros profesionales comparan los comportamientos y los niveles de desarrollo del niño con los de otros niños de la misma edad.

¿Cómo es la vida de las personas que tienen un ASD?

Los adolescentes que se encuentran en el espectro autista, tal vez, tengan más problemas para aprender o hacer amigos. Algunos pueden ser como otros adolescentes la mayor parte del tiempo, pero podrían tener diferencias en el modo en que aprenden o en sus intereses. Algunas personas con autismo tienen talentos y dones especiales.

Algunos niños con trastorno del espectro autista pueden ir a la escuela al igual que el resto de los niños. Por lo general, las personas con trastorno del espectro autista moderado o grave no participan de clases comunes, normalmente, tienen más problemas para hablar y algunas, tal vez, ni siquiera hablen.

Algunas veces, puede parecer que los niños y los adolescentes con autismo prefieren quedarse solos porque tienen dificultades para mirar, hablar o relacionarse con las personas. A veces, pueden parecer rudos o actuar como si no les interesaran las demás personas.

Debido al modo en que funciona el cerebro, a algunos adolescentes con autismo les puede resultar muy difícil mirar a las personas mientras hablan. También pueden tener dificultades para entender el sarcasmo o los chistes. Y, como aprendieron a hablar de otras personas, es posible que los adolescentes con autismo imiten lo que aprendieron y, tal vez, sus voces puedan sonar aburridas o sin expresión.

Las personas con trastornos del espectro autista, a menudo, hacen cosas que parecen raras o repetitivas, como decir la misma palabra una y otra vez, o mover una parte del cuerpo de una manera determinada. Cuando hacen esto, es casi como si su cerebro tuviera hipo. Saben que lo están haciendo, pero, por lo general, les cuesta mucho controlarlo.

Algunas veces, las personas con autismo pueden parecer insensibles o sin emociones, pero, a menudo, no saben cómo expresar lo que sienten. Esto no significa que no tengan sentimientos, solo que puede resultarles más difícil demostrar esos sentimientos o comprender los sentimientos de los demás.

¿Cómo se trata el autismo?

El autismo no tiene cura, pero el tratamiento puede marcar una gran diferencia, ya que puede ayudar a las personas con trastornos del espectro autista a tener menos problemas relacionados con su afección. La terapia puede ayudar a los niños con autismo a aprender el lenguaje, las habilidades para la vida y ciertos modos de desarrollo a nivel social y del comportamiento para poder disfrutar de la vida como los demás niños.

El cerebro de los niños menores de 5 años suele adaptarse más fácilmente. Por eso es mejor comenzar el tratamiento del autismo lo antes posible. Un programa de tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Terapia de conducta (el uso de reconocimientos para ayudarles a los niños a aprender todos los tipos de habilidades)
  • Intervenciones educativas (ayuda a nivel escolar con las asignaturas académicas)
  • Terapia del habla (para ayudar a los niños a hablar y a comprender las palabras)
  • Terapia ocupacional (para ayudar a los niños en cuestiones, como el equilibrio, la coordinación y la escritura)
  • Terapia de habilidades sociales (para ayudar a los niños a aprender a jugar y conversar con los demás)
  • Medicamentos (para problemas relacionados con la atención, la hiperactividad y el sueño)

Existen muchos otros tipos de terapia (como terapias relacionadas con el arte, la música y la dieta) que pueden ayudar a las personas con trastorno del espectro autista. Los adolescentes con autismo que no asisten a clases comunes en la escuela secundaria o preparatoria también se pueden beneficiar de ir a clases de educación especial o escuelas independientes para estudiantes con discapacidades.

Qué hacer cuando una persona que conoces tiene un trastorno del espectro autista

Es posible que, en algún punto, conozcas una persona con trastorno del espectro autista. Si conoces a una persona que tiene un trastorno del espectro autista, intenta ser comprensivo y paciente. No esperes que la persona perciba el mundo de la misma manera que tú lo haces.

Algunas veces, los adolescentes con autismo pueden tener dificultades para interactuar con otras personas. Para ellos, aprender a comunicarse y expresar emociones puede ser como aprender un idioma extranjero. Para las personas con un trastorno del espectro autista incluso tener una conversación informal requiere mucho esfuerzo y reunirse con un compañero de la escuela o hablar con él puede convertirse en algo estresante y frustrante; por ello, tener amigos puede ser muy difícil para estas personas.

Si conoces alguna persona con autismo, puedes ayudarla, simplemente, al incluirla con los demás o, cuando se pueda, reunirte con ella a solas. El observar cómo interactúas con otras personas puede ayudar a la persona a aprender las reglas de la amistad y hacer que le resulte más fácil tener otros amigos.

Seguramente te asombrarás al ver cuánto te puedes divertir y te sorprenderás al descubrir que a las personas con autismo también les encantan los videojuegos, la pizza y otras cosas que todos los adolescentes disfrutan. Tal vez, también te sientas muy feliz cuando descubras lo bien que te puedes sentir al ser amigo de una persona que podría necesitarte.

Revisado por: Raphael Bernier, PhD
Fecha de revisión: enero de 2014