SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Casos de depresión severa

(When Depression Is Severe)

La depresión es una enfermedad que consiste en un estado de ánimo triste, desánimo y desesperanza y pensamientos negativos. A veces, las personas que sufren depresión también presentan síntomas físicos. Por ejemplo, pueden sentir poca energía, tener dolor de cabeza o dormir más (o menos) de lo habitual.

Cuando una persona sufre depresión, es posible que sienta que las cosas nunca mejorarán. Si la depresión se trata, el panorama comienza a mejorar y todo vuelve a ser más fácil de controlar.

Sin embargo, la depresión severa puede nublar el razonamiento. A veces, estos pensamientos turbios pueden hacer que resulte más difícil buscar ayuda. La depresión severa puede hacer que algunas personas piensen que no vale la pena vivir. A veces, la depresión es tan severa y los sentimientos de desesperanza son tan profundos que la persona piensa en el suicidio.

Quienes se encuentran muy deprimidos y quizás estén pensando en herirse a sí mismos o en el suicidio necesitan recibir ayuda cuanto antes. Cuando la depresión es severa, se trata de una verdadera emergencia médica.

Qué hacer

Si éste es tu caso, cuéntale a alguien cómo te sientes. Pídele ayuda a un adulto. Comunícate con una línea telefónica de asistencia al suicida, como la Red Nacional de Prevención del Suicidio, al 1-800-273-TALK (8255). Busca toda la ayuda que mereces.

Las líneas telefónicas nacionales y locales de asistencia al suicida o los centros de ayuda ofrecen consejos y brindan apoyo en casos de emergencia. Cuentan con profesionales capacitados que pueden ayudarte sin siquiera conocer tu nombre o ver tu rostro. Todas las llamadas son confidenciales; ninguno de tus conocidos sabrá que te has comunicado. Su misión es ayudarte a buscar la forma de sobrellevar situaciones difíciles. La mayoría de las líneas telefónicas nacionales brindan atención las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Si tienes pensamientos suicidas, también puedes llamar al 911 o ir a la sala de emergencias. Las crisis de la salud mental son tan urgentes como las crisis de la salud física.

Ayudar a un amigo

La depresión severa puede confundir la perspectiva de una persona acerca de un futuro mejor. Los amigos o familiares suelen darse cuenta de la gravedad de la situación cuando la persona deprimida no puede ver lo que le sucede.

Si bien es importante brindar apoyo, es probable que el intento de levantarle el ánimo o razonar con tu amigo no ayude a que los sentimientos suicidas o la depresión desaparezcan. La depresión puede ser tan fuerte que supera la capacidad de la persona de hacer uso de la razón.

El camino a la recuperación

La depresión, incluso cuando es severa, puede mejorar si se brinda la atención adecuada. Los psicólogos, psiquiatras u otros terapeutas pueden evaluar y diagnosticar la depresión y crear un plan para su tratamiento.

Si te sientes desesperanzado pero no se trata de una emergencia, de todos modos deberías conversar con un médico, un consejero escolar, una enfermera u otro adulto en el que confíes. Si la primera persona con la que conversas no pudo ayudarte demasiado, trata de conversar con otro adulto hasta que encuentres a alguien que comprenda la situación. Lo más importante para la depresión severa es conseguir ayuda.

Si estás tratando de ayudar a un amigo que te pidió que prometieras no contárselo a nadie, lo ayudarás mucho más si no cumples con la promesa. La depresión severa es una situación en la que contar lo que sucede puede salvar una vida. Lo más importante que puede hacer una persona con depresión es buscar ayuda. Si tú o un amigo se sienten inseguros o fuera de control, pidan ayuda inmediatamente. Cuéntenselo a un adulto en el que confíen, llamen al 911 o diríjanse a una sala de emergencia.

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: diciembre de 2011