SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Reuniones entre los padres y el maestro

(Parent-Teacher Conferences)

Tanto a los niños como a los adolescentes les va mejor en la escuela cuando los padres están involucrados en sus vidas académicas. Asistir a las reuniones con los maestros es una manera de involucrarse y de ayudar a que su hijo tenga éxito.

Las reuniones con el maestro son una buena oportunidad para:

  • comenzar o continuar conversaciones con el maestro de su hijo
  • enterarse de las maneras en las que puede ayudar a sus hijos a lograr el mayor éxito posible en la escuela
  • que su hijo sepa que lo que ocurre en la escuela se comentará en la casa

Lo básico

Las reuniones entre los padres y los maestros por lo general se llevan a cabo una o dos veces al año durante los períodos de entrega de boletines de calificaciones. Son reuniones breves que sólo duran 20-30 minutos. Estas reuniones se planifican con 1 o 2 meses de anticipación. La mayoría de las escuelas establecen una fecha específica para estas reuniones, pero si la fecha no es conveniente para usted, trate de encontrar otra fecha que sea conveniente tanto para usted como para el maestro. De lo contrario, pídale al maestro de su hijo si puede hablar con usted por teléfono en vez de personalmente. Los padres que estén divorciados pueden pedirle al maestro reuniones por separado, de ser necesario.

También es posible que durante la reunión esté presente otro personal de la escuela. Es posible que una persona de la administración de la escuela asista a la reunión, a pedido de los padres, cuando un problema o una necesidad especial no pueda ser resuelta por el maestro. En ciertos casos, al estudiante se le pedirá asistir a la reunión, pero los padres también pueden pedir hablar en privado con el maestro.

Las reuniones con los maestros se concentran en la enseñanza, aunque también es posible que se hable del comportamiento y el desarrollo social del niño. Seguramente recibirá comentarios sobre el progreso de su hijo y sobre las áreas donde necesita mejorar. Otros temas de los que se hablará suelen ser los resultados de los exámenes estandarizados, los planes de educación individualizada (IEP), y los planes de educación 504.

Antes de la reunión con el maestro

Seguramente algunos padres ya estén al tanto de la tarea y del progreso de los niños y sepan cuáles son los temas de los que deben hablar con el maestro. Otros padres posiblemente hayan estado hablando con los maestros en las reuniones del IEP o del plan 504. En el caso de estos padres, la reunión será una oportunidad de comunicarse para ponerse al tanto del progreso del estudiante. Es posible que para otros padres, esta reunión sea la primera conversación con el maestro.

Sea la primera conversación con el maestro o una de las muchas comunicaciones que ha tenido con él, es importante que vaya a la reunión con el maestro con una cierta idea de cómo le está yendo al niño y de lo que desea hablar. Aun cuando sepa que su niño no tiene problemas, asistir a la reunión con el maestro les demuestra a sus hijos que usted desea estar involucrado en sus vidas académicas, lo cual puede ayudarlos a progresar en la escuela.

A continuación, le damos unos consejos que lo pueden ayudar a aprovechar al máximo la reunión con el maestro:

  • Unas semanas antes de la reunión con el maestro, sepa cómo le está yendo a su hijo con los deberes y en cada materia. Fíjese en los proyectos más recientes, pruebas, exámenes, boletines de calificaciones e informes sobre el progreso.
  • Pregúntele a su hijo si hay algo que quiere que usted le pregunte al maestro.
  • Lleve a la reunión algo para escribir (papel, lápiz, una computadora portátil u otro dispositivo).
  • Escriba algunas cosas de las que quiere hablar con el maestro (los intereses de su hijo, las aspiraciones, las materias preferidas) para ayudar al maestro a conocer mejor a su hijo.
  • Escriba las preguntas o los temas de los cuales querría hablar en la reunión. Dependiendo de su situación, es posible que usted quiera hablar de:
    • si el niño está alcanzando las expectativas académicas correspondientes a su grado (no en comparación con sus compañeros).
    • si su hijo no está cumpliendo con las expectativas o si las sobrepasa de manera continua (usted puede pedir que se hagan evaluaciones para diagnosticar necesidades especiales).
    • los puntos fuertes de su hijo, según el maestro, y los desafíos que enfrenta, y la manera en la que se abordan.
    • los servicios con los que cuenta para permitir el crecimiento académico de su hijo.
    • armar un plan en el cual el maestro se comunica con usted de manera frecuente y regular, de existir problemas de comportamiento.
    • los hábitos de trabajo de su hijo, tanto independientes como dentro de una instrucción en grupos grandes y pequeños.
    • cómo se lleva su hijo con los compañeros, en la clase, durante el almuerzo, en el recreo, en la clase de educación física y en otras clases.

Si su hijo tiene algún problema relacionado con la escuela, póngase en contacto con el maestro u otro personal de la escuela llamando por teléfono o enviando un e-mail. No espere a que llegue la reunión con el maestro para hablar de problemas serios.

Durante la reunión con el maestro

Generalmente los maestros tienen las reuniones con los padres de los estudiantes una tras otra. Por lo tanto, no llegue tarde a la reunión.

En la reunión recuerde:

  • Pedir la información necesaria para ponerse en contacto con el maestro y preguntarle cuál es la mejor manera de ponerse en contacto con él (carta, e-mail, llamada por teléfono etc., mensaje mediante el portal de web de comunicación entre los maestros, los estudiantes y los padres, etc.).
  • Tomar notas.
  • Pedir ver muestras de tareas y de trabajos que se hacen en la clase, pruebas y datos de evaluaciones estandarizadas.
  • Hacer preguntas y compartir información sobre su hijo.
  • Aprovechar al máximo este momento concentrándose en el aprendizaje de su hijo y tratando de evitar conversaciones personales.
  • Hacer un resumen de los puntos más importantes para confirmar detalles y cualquier otro paso a seguir.

Después de la reunión

Continúe la comunicación con el maestro después de la reunión:

  • Si no tuvo tiempo de hacer ciertas preguntas durante la reunión, póngase en contacto con el maestro.
  • Revise sus notas sobre lo que usted y el maestro harán para apoyar el aprendizaje de su hijo. Después, planifique la manera en la que va a ayudar a su hijo y cuándo lo va a hacer.
  • Si sigue teniendo preocupaciones o si no está de acuerdo con una evaluación, escriba lo que piensa y pida una reunión con el maestro o una persona de la administración de la escuela, en cuanto sea conveniente para ambos.
  • Vuelva a ponerse en contacto con el maestro en unos meses para hablar del progreso del niño.
  • Hable de los temas que se discutieron en la reunión con su hijo, incluyendo los planes de aprendizaje especial, y comparta con él todos los comentarios positivos que hizo el maestro.
  • Considere enviarle una tarjeta de agradecimiento al maestro, o cualquier otro educador que se tomó el tiempo de asistir a la reunión.

Durante todo el proceso, tenga en mente que tanto usted como el maestro de su hijo deben tener el mismo objetivo: Ayudar a su hijo a tener éxito en la escuela.

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: agosto de 2013