SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Elección de productos seguros para bebés: Coches de bebés

(Choosing Safe Baby Products: Strollers)

Los coches de bebés vienen en una variedad de tamaños y estilos. Cuando esté a la búsqueda de ese coche para bebés perfecto, que sea liviano y fácil de transportar, tenga en cuenta también la seguridad.

A qué estar atento:

  • Seleccione un coche de bebés que haya sido diseñado para la edad, la altura y el peso de su hijo. El coche de bebés debe poder acomodar a un niño recién nacido en una posición completamente horizontal ya que éste no puede mantener la cabeza erguida.
  • Verifique que el coche de bebés cuente con cinturones de seguridad confiables. El diseño más seguro es el arnés de 5 puntos: un arnés para cada hombro, un arnés entre las piernas y un arnés a cada lado de la cintura; los 5 arneses se conectan entre ellos.
  • Si el coche de bebés tiene una barra delante del bebé (para que el niño se agarre), asegúrese de que la abertura entre la barra y el asiento se pueda cerrar cuando el coche se utiliza en la posición reclinada.
  • Los mejores frenos son aquellos que bloquean las ruedas posteriores mediante mecanismos en las ruedas mismas en vez de depender de la presión en los neumáticos. Algunos coches de bebés tienen frenos en una rueda, otros tienen frenos en dos ruedas. Cualquiera sea el tipo de frenos, fíjese que sean fáciles de usar.
  • Un cierre de seguridad adicional mantendrá al coche del bebé abierto si el mecanismo principal no funciona bien.
  • El coche de bebés no debe tener partes que puedan agarrar los dedos del niño o que se puedan tragar.
  • Verifique la estabilidad del coche de bebés. La base de las ruedas debe ser ancha y el asiento debe estar ubicado en la parte más baja de la estructura. El coche de bebés no debe poder caerse hacia atrás cuando se pone algo de presión sobre los manubrios.
  • Si el coche tiene una canasta para llevar paquetes, debe estar colocada bien abajo, en la parte posterior del coche y delante de las ruedas posteriores.
  • La abertura por donde se colocan las piernas del bebé debe ser lo suficientemente pequeña para evitar que el cuerpo del niño pueda deslizarse por dicha abertura.
  • El coche debe ser capaz de ir derecho cuando se lo empuja con sólo una mano.
  • Los manubrios deben estar por lo menos al nivel de su cintura o un poco más abajo.
  • Si desea un coche que pueda llevar a más de un niño, tenga en cuenta que los coches dobles (donde un niño se sienta detrás del otro) son más fáciles de maniobrar que los coches donde los niños se sientan uno al lado del otro. Además, los coches dobles por lo general son más estables y al plegarse son más compactos. Si elige uno donde los niños se sentarán uno al lado del otro, asegúrese de que el coche sólo tenga un apoyapiés. Si el coche tiene dos apoyapiés, existe la posibilidad de que el pie del niño se quede atrapado entre los apoyapiés.

NOTAS DE SEGURIDAD:

  • Nunca deje al niño solo en un coche de bebés, especialmente cuando está dormido.
  • Evite el uso de una almohada o una manta como colchón en el coche. Si hay mucho espacio libre en el coche de bebés de un recién nacido, puede colocar pequeñas mantas en rollos alrededor del bebé para mantenerlo en su lugar.
  • Cuando el coche no esté en movimiento, siempre ponga los frenos.
  • Nunca cuelgue bolsos o bolsas de pañales de los manubrios del coche de bebés. Existe la posibilidad de que el bebé se quede atrapado en las manijas y se estrangule, o que el peso de las bolsas volteen el coche hacia atrás.
  • Para evitar atrapar la cabeza del bebé, cierre la abertura entre la barra y el asiento al usar el coche en la posición horizontal (reclinada).
  • Pliegue y abra el coche lejos de los niños para evitar que se agarren los dedos.
  • Si compra un coche nuevo, regístrelo con el fabricante, de manera que lo puedan contactar si hay un problema de seguridad.

Revisado por: Susan Kelly, MD, y Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2013