SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Catéteres venosos centrales

(Central Venous Catheters)

Sobre catéteres venosos centrales

Hay pocas cosas que los niños detestan más que recibir pinchazos con agujas, y es habitual que aquellos que padecen cáncer deban soportarlo muchas veces para que les saquen sangre, les administren fármacos para quimioterapia y otros medicamentos, o para recibir transfusiones de sangre o líquidos.

Con el fin de evitar los pinchazos reiterados en una vena, el médico puede recomendar la colocación de un catéter venoso central. Un catéter venoso central es una cánula que se inserta quirúrgicamente que permite a los médicos administrar medicamentos y otros líquidos por vía intravenosa (IV), además de extraer sangre. Un catéter puede ser de ayuda para eliminar parte del estrés asociado con el tratamiento y evitar el deterioro de las venas de los niños debido a los pinchazos frecuentes. Además, puede permanecer en el cuerpo durante todo el tiempo que sea necesario desde el punto de vista médico.

Tipos de catéteres

Hay algunos tipos de catéteres venosos centrales diferentes, pero todos se clasifican en dos categorías principales: externos o subcutáneos (debajo de la piel).

  1. Vías externas. Cuando se coloca una vía externa, se implanta uno de los extremos de un delgado catéter plástico flexible en una vena de gran calibre ubicada cerca del corazón, la vena cava superior. El otro extremo sale a través de la piel en el área del esternón. El catéter que queda fuera del cuerpo puede tener conectadas una o dos cánulas más pequeñas (que se conocen como lúmenes), cada una con tapones en sus extremos. Los medicamentos que se inyectan en el tapón van directamente a la vena. Los dos tipos principales de catéteres externos son los Broviac o los Hickman, denominados de este modo por las empresas que los fabrican.
  2. Vías subcutáneas. Habitualmente, a una vía que se implanta totalmente debajo de la piel se la conoce como catéter port-a-cath o medi-port (catéteres implantables). Estas vías suelen colocarse en el pecho, pero, a veces, pueden ponerse en el brazo. Un extremo del catéter delgado se introduce en una vena de gran calibre, mientras que el otro llega a un capuchón de goma, o portal de entrada, justo debajo de la piel. Cuando se administran medicamentos u otros tratamientos, se inserta una aguja especial con una cánula adherida (llamada aguja Huber) a través de la piel dentro del puerto. Aunque este método de acceso al puerto aún exige el uso de una aguja, suele ser más fácil y menos doloroso que un pinchazo típico. Se puede aplicar una crema para adormecer la piel a fin de disminuir las molestias.

Cuidado de los catéteres

Ambos tipos de vías se implantan en un quirófano mientras el paciente está bajo anestesia general, y, posteriormente, los dos exigen algunos cuidados en el hogar.

El catéter Broviac y el Hickman necesitan más atención que los catéteres implantables (port-a-cath), porque la cánula queda afuera del cuerpo. Para evitar infecciones, el vendaje alrededor de la entrada de la vía debe cambiarse varias veces por semana. Si su hijo tiene fiebre (un claro signo de infección), notifique al proveedor de atención médica de inmediato.

Un enfermero se asegurará de que usted sepa exactamente cómo cuidar la vía y qué productos utilizar antes de que su hijo regrese a casa; por lo tanto, no vacile en preguntar si tiene dudas.

Cómo cuidar un catéter Broviac o uno Hickman

  • Mantenga siempre cubierto el lugar de salida de la vía con una gasa o un vendaje estéril.
  • Verifique que el lugar esté seco en todo momento, incluso mientras se toma un baño o una ducha. No está permitido nadar mientras el catéter está colocado.
  • Purgue la vía diariamente a fin de evitar la formación de coágulos. Por lo general, para llevar a cabo este proceso, se inyecta una solución de heparina (un agente anticoagulante) en el catéter.
  • Cambie los tapones de los extremos de la vía con la frecuencia recomendada. Además, verifique que estos estén siempre bien ajustados. Un tapón suelto o faltante puede ser causa de infecciones y provocar complicaciones con el catéter.
  • Tenga a mano abrazaderas especiales en caso de que el catéter se rompa. El enfermero le facilitará estos elementos antes del alta hospitalaria.
  • Hable con el médico sobre los tipos de actividades físicas que su hijo puede realizar. Por lo general, los deportes de contacto están prohibidos debido a la posibilidad de recibir golpes en el área del pecho.

Cómo cuidar un catéter port-a-cath

  • Asegúrese de llevar al niño a la consulta para que el equipo de atención médica purgue el portal con una solución anticoagulante una vez por mes aproximadamente.
  • Una vez que la incisión haya cicatrizado, está permitido bañarse y nadar.
  • Aunque los niños con un portal interno pueden practicar la mayoría de las actividades físicas, consulte al médico sobre los deportes de contacto, ya que un golpe en el pecho podría provocar su desplazamiento.

Por último, inform asegúrese de sobre la vía venosa central a los maestros, al enfermero escolar y al docente de educación física de su hijo. Estas personas no sólo protegerán a su hijo en la escuela, sino que también podrán ayudarlo a enfrentar las cuestiones relacionadas con la autoestima (por ejemplo, disponer de un sitio privado para cambiarse de ropa para la clase de gimnasia puede ser un gran problema para un preadolescente o un adolescente con una vía).

Estimule a todos los adultos que sean parte de la vida de su hijo para que comprendan estas cuestiones sobre la autoestima, a pesar de que puedan parecer un detalle menor a la luz de la enfermedad del niño.

Revisado por: Joanne Quillen, MSN, PNP-BC
Fecha de la revisión: mayo de 2012