SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Análisis de sangre: ácido valproico

(Blood Test: Valproic Acid)

Qué es

La prueba del ácido valproico mide la cantidad de ácido valproico (un medicamento anticonvulsivo) contenida en una muestra de sangre. El ácido valproico se receta básicamente para prevenir las convulsiones.

El trastorno convulsivo de la epilepsia es una afección del sistema nervioso donde se alteran las señales eléctricas del cerebro. Esta alteración conlleva problemas temporales de comunicación entre las células nerviosas, que provocan síntomas que pueden ir de leves (como parpadear o mirar fijamente al vacío) a graves (como pérdida de la conciencia o sacudidas violentas de todo el cuerpo).

Las convulsiones pueden obedecer a muchas afecciones médicas distintas, como las siguientes: infecciones que afectan al cerebro o a las meninges (meningitis o encefalitis); anomalías congénitas (presentes desde el nacimiento) en vasos sanguíneos o en el cerebro; traumatismos cerebrales consecuente a accidentes o a la falta de oxígeno en el momento de nacimiento; trastornos metabólicos o genéticos; tumores cerebrales o los accidentes cerebrovasculares. A menudo se desconoce su causa.

El ácido valproico también se puede utilizar para tratar el trastorno bipolar, una afección caracterizada por periodos de euforia intensa que se alternan con periodos de depresión, o bien para ayudar a prevenir las cefaleas. En muchos casos, se utiliza en combinación con otros medicamentos para lograr una mayor eficacia.

Por qué se realiza

Las concentraciones de ácido valproico en sangre deben permanecer dentro de unos márgenes específicos para que el medicamento sea eficaz. Los pediatras deben recetar una cantidad de medicamento suficiente para prevenir los síntomas pero que no sea tan elevada como para provocar efectos secundarios indeseables. Uno de los efectos secundarios del ácido valproico de mayor gravedad es el daño hepático. Puesto que la velocidad a la que el hígado procesa el medicamento varía entre los distintos pacientes, esta prueba se suele realizar a intervalos regulares a lo largo de todo el tratamiento.

Si la dosis actual de ácido valproico parece estar surtiendo efecto, el hecho de hacer la prueba con regularidad puede ayudar a garantizar la estabilidad de la dosis. Si los síntomas no parecen disminuir o si el niño presenta efectos secundarios adversos, esta prueba se puede utilizar para ir reajustando la dosis. Este tipo de supervisión es especialmente importante cuando se añaden otros medicamentos al plan de tratamiento, puesto que hay medicamentos que pueden modificar la forma en la que el organismo procesa el ácido valproico.

Preparación

Para someterse a esta prueba, no es necesario realizar ningún tipo de preparación. Es posible que el pediatra recomiende hacer la prueba en un momento determinado del día, por ejemplo, antes de que su hijo se tome su dosis diaria de ácido valproico, debido a que las concentraciones de ácido valproico fluctúan a lo largo del día. También es importante que informe al pediatra sobre si su hijo está tomando otros medicamentos porque hay fármacos que pueden alterar los resultados de esta prueba.

Si el día del análisis su hijo lleva una camiseta o camisa de manga corta, facilitará la tarea al personal técnico encargado de hacer la extracción de sangre.

El procedimiento

Por norma general, un profesional de la salud extraerá la muestra de sangre desde una vena. Si se trata de un lactante, lo más probable es que le extraigan la muestra de sangre punzándole el talón con una pequeña aguja (o lanceta). Si la extracción se hace desde una vena, se limpia la superficie de la piel con un antiséptico y se coloca una goma elástica (que hace torniquete) en la parte superior del brazo para ejercer presión y conseguir que las venas se hinchen y se llenen de sangre. A continuación, se inserta una aguja en el interior de una vena (generalmente en la cara interna del codo o en el dorso de la mano) y la sangre se extrae y se recoge en un vial o en una jeringuilla.

Después del procedimiento, se retira la goma elástica. Una vez recogida la sangre, se extrae la aguja y se cubre la zona con un trocito de algodón para detener el sangrado y luego se coloca una tirita o pequeño vendaje. La extracción de sangre para llevar a cabo esta prueba sólo dura unos pocos minutos.

análisis de sangre

análisis de sangre, talón

Qué esperar

Cualquiera de los dos métodos que se utilizan para extraer muestras de sangre (sea punzando el talón o pinchado la vena) provoca molestias de carácter temporal y lo único que siente el paciente es un breve pinchazo. Después de la extracción, es posible que aparezca un pequeño moretón, que debería desaparecer aproximadamente al cabo de un día.

Obtención de los resultados

La muestra de sangre se procesará utilizando una máquina. Los resultados suelen estar listos al cabo de pocas horas o al día siguiente.

Riesgos

La prueba del ácido valproico se considera un procedimiento seguro. De todos modos, al igual que en cualquier prueba médica, es posible que ocurran algunos problemas durante la extracción de sangre, como los que figuran a continuación:

  • desmayos o mareos
  • hematoma (acumulación de sangre bajo la piel que provoca un bulto y/o un moretón)
  • dolor provocado por múltiples pinchazos cuando al técnico le cuesta encontrar la vena

Cómo ayudar a su hijo

Las extracciones de sangre son relativamente indoloras. Aun y todo, a muchos niños les dan miedo las agujas. Si le explica a su hijo el procedimiento en unos términos que le resulten fáciles de entender, es posible que contribuya a disminuir parte de sus temores.

Permita que su hijo formule al técnico que le haga la extracción todas las preguntas que pueda tener. Dígale que se relaje y que se quede quieto durante todo el procedimiento, ya que si tensara los músculos o se moviera, la extracción resultaría más complicada y más dolorosa. También le puede ayudar el hecho de mirar hacia otro lado mientras el técnico le introduce la aguja en la piel.

Si tiene alguna pregunta

Si tiene preguntas sobre la prueba del ácido valproico, hable con el pediatra de su hijo. También puede hablar con el técnico que le vaya a hacer la extracción de sangre antes del procedimiento.

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de revisión: julio de 2014