SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Análisis de sangre: anticuerpos antigliadina

(Blood Test: Gliadin Antibodies)

Qué es

El análisis de anticuerpos antigliadina se realiza como parte de una evaluación de la enfermedad celíaca. La enfermedad celíaca es una afección autoinmune en la cual el sistema inmunológico de la persona percibe erróneamente al gluten —una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y la avena- como si fuera un elemento extraño. La gliadina es una parte de la proteína que se encuentra en el gluten.

El sistema inmunológico de una persona sensible a la gliadina produce anticuerpos antigliadina (AGA) para atacar a la proteína. Los anticuerpos están divididos en dos grupos:

  1. inmunoglobulina A (IgA)
  2. inmunoglobulina G (IgG)

La IgA resulta más útil para detectar la enfermedad celíaca, ya que se genera en el intestino delgado, el órgano donde se produce la inflamación e irritación en la gente que es sensible al gluten. Los niveles de IgG, por otro lado, son menos precisos para detectar la enfermedad celíaca, pero resultan útiles en el diagnóstico de enfermedades autoinmunes, especialmente en la gente que presenta una deficiencia de IgA

Al medir los niveles de ambos tipos de anticuerpos antigliadina en la sangre, los médicos pueden evaluar cómo responde el sistema inmunológico al gluten.

Por qué se realiza

El análisis de anticuerpos antigliadina se utiliza para diagnosticar la existencia de la enfermedad celíaca o para controlar su tratamiento.

Preparación

Para que los resultados sean precisos, el niño debe estar haciendo una dieta que contenga gluten, como panes con trigo, pastas y productos de pastelería. El cuerpo sólo produce anticuerpos cuando se lo expone a la gliadina. Si la dieta de su hijo no contiene gliadina, no se podrá medir la reacción ante el anticuerpo.

El procedimiento

Para este análisis sólo se extrae un poco de sangre. Un profesional de la salud extraerá sangre, en general de una vena, después de limpiar la superficie de la piel con un antiséptico y colocar una banda elástica (torniquete) alrededor del brazo para ejercer presión y lograr que las venas se llenen de sangre. A continuación, se inserta una aguja en la vena (por lo general, a la altura del codo en la parte interna del brazo, o en el dorso de la mano) y se extrae sangre que se recoge en un vial o una jeringa.

Después del procedimiento, se retira la banda elástica. Una vez extraída la sangre, se retira la aguja y se cubre la zona con algodón o una venda para detener el sangrado. La toma de sangre para este análisis sólo demora unos minutos.

análisis de sangre

Qué esperar

La toma de una muestra de sangre sólo provoca molestias temporales y se puede sentir un pequeño pinchazo. Después de la extracción, es posible que aparezca un pequeño moretón, que desaparecerá más o menos en un día.

Obtención de los resultados

En el laboratorio, la muestra de sangre se analizará utilizando un estudio llamado ELISA (enzyme-linked immunosorbent assay: ensayo de inmunoabsorción ligado a enzimas). Este método requiere la incubación de sangre en un recipiente especial con varios productos químicos. Mediante la medición de la intensidad del cambio de color que experimenta, los médicos pueden determinar si hay anticuerpos antigliadina en la sangre. Los resultados se obtienen en 1 ó 2 días.

Si los resultados muestran la presencia de anticuerpos antigliadina, es posible que el médico lleve a cabo más estudios, como una biopsia del intestino delgado, para comprobar si existe una inflamación inducida por la gliadina.

Riesgos

Este análisis se considera un procedimiento seguro. Sin embargo, al igual que con muchos otros análisis, es posible que surjan algunos problemas, como los siguientes, al extraer sangre:

  • desmayos o mareos
  • hematomas (acumulación de sangre debajo de la piel que provoca un moretón o un bulto)
  • dolor por los pinchazos para encontrar la vena

Cómo ayudar a su hijo

Las extracciones de sangre son bastante indoloras. Aun así, muchos niños les temen a las agujas. Si le explica el procedimiento a su hijo en palabras que pueda comprender, lo ayudará a aliviar un poco el miedo.

Permita que su hijo le pregunte al profesional todas las dudas que pueda tener. Dígale que se relaje y se quede quieto durante el procedimiento, ya que si tensa los músculos o se mueve, la extracción resultará más complicada y más dolorosa. También puede ayudar que su hijo no mire cuando lo pinchan con la aguja.

Si tiene alguna pregunta

Si tiene dudas acerca del análisis de anticuerpos antigliadina, hable con su médico. También puede hablar con el técnico antes del procedimiento.

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de revisión: julio de 2014