SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Análisis de sangre: ferritina (hierro)

(Blood Test: Ferritin (Iron))

Qué es

El análisis de sangre de ferritina en sangre les permite a los médicos evaluar la cantidad de hierro almacenada en el cuerpo. El organismo utiliza hierro para producir hemoglobina, la proteína presente en los glóbulos rojos que transporta oxígeno.

El hierro se obtiene de los alimentos y se almacena para utilizarse como ferritina, una proteína que transporta hierro. La ferritina se encuentra, sobre todo, en el hígado, pero también está presente en pequeñas cantidades en la médula ósea, el bazo y los músculos. Aunque la sangre suele contener sólo una pequeña cantidad, se la puede utilizar para estimar la cantidad de hierro almacenada en el cuerpo.

La cantidad de hierro almacenada es importante, ya que cuando no se ingiere mucho hierro, el cuerpo utiliza el hierro de la ferritina para generar lo que necesita. Si no hay suficiente hierro almacenado, la persona pasará por las varias etapas de deficiencia de hierro. Si la situación no se corrige, la deficiencia de hierro podría desencadenar en anemia: una disminución en la cantidad de hemoglobina en la sangre, que dificulta el transporte de oxígeno a las células y los tejidos.

La mayoría de los casos de deficiencia de hierro en los niños se debe a un bajo consumo de hierro; por ejemplo, ingerir muy pocos alimentos que contengan hierro, como la carne roja o los cereales fortificados con hierro, o, en el caso de los bebés que se alimentan con biberón, el cambio de fórmulas fortificadas con hierro a la leche de vaca antes de los 12 meses de edad. Los bebés que se alimentan con leche materna reciben suficiente hierro de sus madres hasta alrededor de los 4 a 6 meses de edad, momento en que suelen incorporarse los cereales fortificados con hierro.

Los bajos niveles de hierro también pueden ser el resultado de una dificultad del intestino de absorber hierro o pueden indicar la existencia de una pérdida de sangre, por lo general causada por una menstruación abundante o una pequeña hemorragia constante en el tracto intestinal.

Algunas enfermedades pueden provocar un alto contenido de hierro y ferritina en el organismo (exceso de hierro). La afección más común es la hemocromatosis, una enfermedad de tipo genético en la cual se absorbe demasiado hierro.

Por qué se realiza

Es posible que los médicos pidan un análisis de ferritina cuando sospechen que un niño tiene demasiado hierro, o muy poco, en su organismo. Esta sospecha suele basarse en los resultados que se obtienen de un análisis de sangre de rutina, como un recuento completo de sangre, que muestren bajos niveles de hemoglobina.

En otras ocasiones, los médicos pueden sospechar que existen problemas con los niveles de hierro al observar ciertos síntomas. Es posible que los primeros síntomas asociados con una deficiencia de hierro sean sutiles. Pero una vez que los niveles llegan a estar por debajo de cierta cantidad, es probable que los niños presenten los siguientes síntomas: cansancio, debilidad, palidez, pulso acelerado o mareos. Los síntomas más comunes del exceso de hierro son dolor en las articulaciones, fatiga crónica y dolor abdominal.

Los niveles de ferritina son un indicador muy útil de las reservas de hierro anormales, ya que tienden a disminuir o aumentar aun antes de que aparezca un síntoma. Además, los niveles de ferritina no están tan asociados con las fluctuaciones alimenticias como los niveles de hierro en la sangre.

Preparación

Para este análisis, no es necesario realizar ningún tipo de preparación. El día del análisis, es aconsejable que su hijo lleve una camisa de mangas cortas para facilitar la tarea del personal encargado de la extracción de sangre.

El procedimiento

En general, un profesional extraerá sangre de una vena. En el caso de los lactantes, es posible obtener la sangre mediante una pequeña punción en el talón con una pequeña aguja (lanceta). Si la extracción de sangre se realiza en una vena, se limpia la superficie de la piel con un antiséptico y se coloca una banda elástica (torniquete) alrededor del brazo para ejercer presión y lograr que las venas se llenen de sangre. A continuación, se inserta una aguja en la vena (por lo general, a la altura del codo en la parte interna del brazo, o en el dorso de la mano) y se extrae sangre que se recoge en un vial o una jeringa.

Después del procedimiento, se retira la banda elástica. Una vez extraída la sangre, se retira la aguja y se cubre la zona con algodón o una venda para detener el sangrado. La toma de sangre para el análisis sólo demora unos minutos.

análisis de sangre

análisis de sangre, talón

Qué esperar

Cualquiera de los métodos de extracción de sangre (en el talón o en una vena) sólo produce una molestia temporal y se siente un pequeño pinchazo. Después de la extracción, es posible que aparezca un pequeño moretón, que desaparecerá más o menos en un día.

Obtención de los resultados

La muestra de sangre es procesada por una máquina. Los resultados se obtienen en 1 ó 2 días.

Riesgos

El análisis de ferritina se considera un procedimiento seguro. Sin embargo, al igual que con muchos otros análisis, es posible que surjan algunos problemas, como los siguientes, al extraer sangre:

  • desmayos o mareos
  • hematomas (acumulación de sangre debajo de la piel que provoca un moretón o un bulto)
  • dolor por los pinchazos para encontrar la vena

Cómo ayudar a su hijo

Las extracciones de sangre son bastante indoloras. Aun así, muchos niños les temen a las agujas. Si le explica el procedimiento a su hijo en palabras que pueda comprender, lo ayudará a aliviar un poco el miedo.

Permita que su hijo le pregunte al profesional todas las dudas que pueda tener. Dígale que se relaje y se quede quieto durante el procedimiento, ya que si tensa los músculos o se mueve, la extracción resultará más complicada y más dolorosa. También puede ayudar que su hijo no mire cuando lo pinchan con la aguja.

Si tiene alguna pregunta

Si tiene dudas acerca del análisis de amilasa, hable con su médico. También puede hablar con el técnico antes del procedimiento.

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de revisión: julio de 2014