SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

¿Cómo puedo conseguir que mi hijo coopere a la hora de utilizar el nebulizador?

(How Can I Help My Child Cooperate While Using the Nebulizer?)

Un nebulizador es un dispositivo electrónico que funciona con corriente eléctrica pilas o baterías que sirve para transformar el medicamento para el asma de su hijo en un vapor o partículas muy finas a fin de que su hijo lo inhale a través de los pulmones. Los nebulizadores se suelen utilizar con niños pequeños porque requieren poco esfuerzo por parte del niño. Pero éste debe permanecer sentado en el mismo lugar y cooperar. Y si usted tiene un hijo de corta edad, ya sabrá lo difícil que puede ser conseguir que se esté quieto.

La mayoría de los nebulizadores vienen provistos de una mascarilla facial (aunque también los venden con boquilla). El niño se coloca la mascarilla y respira normalmente durante 5 a 10 minutos hasta que se acaba el medicamento. Si el niño no se está quieto o no coopera, es posible que no obtenga la dosis adecuada de medicamento. Por ejemplo, si la mascarilla se coloca a 1,30 centímetros del rostro del niño, la mitad de la dosis de medicamento no le llegará a los pulmones. Si aumentamos la distancia a 2,50 centímetros, se perderá el 80% del medicamento.

Puede dar la impresión de que, cuando un niño está llorando, hace inspiraciones más profundas, lo que puede llevar a un padre o a una madre a pensar que su hijo inhalará el medicamento más profundamente mientras llore. Pero ocurre justamente lo contrario. El llanto es una larga exhalación seguida de una inhalación muy rápida, que no permite que llegue suficiente aire a los pulmones. Si el medicamento se administra mientras el niño está llorando, apenas llegará nada de él a los pulmones del niño.

Si su hijo es todavía un bebé, puede utilizar el nebulizador mientras el pequeño esté durmiendo, o es posible que su hijo coopere mientras usted lo coge en brazos. Pero, ¿y con bebés mayores o niños de pocos años? Es posible que la mascarilla les asuste y tenga por seguro que se resistirán a quedarse quietos.

He aquí algunas sugerencias para que el uso del nebulizador resulte más fácil y más divertido:

  • Haga que el uso del nebulizador forme parte de la rutina diaria. Utilice el nebulizador a la misma hora (u horas) cada día, para que su hijo sepa qué puede esperar.
  • Si a su hijo le asusta la mascarilla, puede contarle que es una "máscara de submarinista" o una "máscara de piloto de avión". También puede comprarle un vídeo sobre la vida submarina o sobre viajes espaciales y utilizar una frase especial para crear ambiente, como "pongamos el motor en marcha" o "iniciemos la inmersión" antes de conectar el nebulizador. También puede comprar mascarillas con forma de dragón o de otros animales.
  • Deje que su hijo decore el nebulizador con adhesivos.
  • Pruebe a sentar a su hijo en una silla alta. Si eso no funciona, tal vez prefiera sentarse en su falda.
  • Haga que el tiempo durante el cual su hijo tenga que estar sentado sea lo más divertido posible. Léale cuentos, cántele canciones o saque algún juguete especial reservado sólo para cuando utilicen el nebulizador.
  • Vean juntos un vídeo o un DVD corto.
  • Si su hijo es lo bastante mayor, anímele a que le ayude, por ejemplo, colaborando cuando le coloque la mascarilla, sosteniendo el tubo o encendiendo el dispositivo.
  • ¡Elogie a su hijo por el trabajo bien hecho!

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de la revisión: enero de 2014