SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Los exámenes prenatales: Tercer trimestre

(Prenatal Tests: Third Trimester)

Durante el embarazo, usted seguramente quiera saber cómo está creciendo el bebé. También querrá saber si lo que está sintiendo es normal. Los exámenes prenatales pueden ofrecerle información valiosa sobre su salud y la salud de su bebé.

Si su médico recomienda una evaluación o un examen, asegúrese de saber cuáles son los riesgos y los beneficios. La mayoría de los padres están de acuerdo en que los exámenes prenatales ofrecen la tranquilidad de poder prepararse para la llegada del bebé. Pero depende de usted, aceptar o rechazar un examen.

Los exámenes de evaluación identifican afecciones médicas existentes que pasan desapercibidas dado que no hay síntomas; un ejemplo es la preeclampsia. También pueden identificar los riesgos de una mujer de tener un niño con ciertas afecciones (como el síndrome de Down). Si el examen de evaluación revela un riesgo elevado para contraer una afección, es posible hacer un examen de diagnóstico para confirmar la existencia de esta afección.

Continúe leyendo para saber cuáles son los exámenes de los que dispone durante el primer trimestre de embarazo.

Exámenes y evaluaciones del obstetra

Su primera visita al obstetra debería haber incluido un examen físico integral, un análisis de orina y de sangre para determinar lo siguiente:

  • Su grupo sanguíneo y el factor Rh. Si usted es Rh negativo y el padre del bebé es Rh positivo, usted puede crear anticuerpos que pondrán en peligro al bebé. Ésto se puede evitar con una serie de inyecciones.
  • Anemia: bajo recuento de glóbulos rojos
  • Hepatitis B, sífilis y VIH
  • Inmunidad a la rubéola y la varicela
  • Fibrosis quística: los proveedores del cuidado de la salud ahora ofrecen este examen de manera rutinaria, aún cuando no existan antecedentes de esta afección en la familia

Después de la primera visita, se hará un análisis de orina y se medirá la presión arterial y el peso en cada visita hasta que llegue el momento del parto. Esto se hace para identificar afecciones como la diabetes gestacional o la preeclampsia.

Entre las semanas 35 y 37 de su embarazo, el médico controlará que no tenga una infección por Streptococcus grupo B. La bacteria del Streptococcus grupo B se encuentra de forma natural en la vagina de muchas mujeres, pero puede causar infecciones graves en los bebés que todavía no han nacido. En este exámen se hace un hisopado de la vagina y del ano. Cuando el resultado de este exámen da positivo, la mujer debe dirigirse al hospital en cuanto comienza el trabajo de parto, de manera que se le pueda dar antibióticos en forma intravenosa y de esta manera reducir las posibilidades de que el bebé se infecte con esta enfermedad.

A lo largo del tercer trimestre, se le ofrecerán más exámenes, dependiendo de su edad, de su salud, de la historia médica de su familia, y de otros factores.

Evaluación de la glucosa

¿Por qué se lleva a cabo este examen?

La evaluación de la glucosa se utiliza para detectar la diabetes gestacional, una forma de diabetes temporal que se produce en algunas mujeres durante el embarazo. La diabetes gestacional puede causar problemas de salud al bebé, especialmente si no se la diagnostica o trata.

¿Debo hacerme éste examen?

A la mayoría de las mujeres se les hace este examen, y si se determina que existe una diabetes gestacional, se las trata con el fin de reducir el riesgo de afectar al bebé.

¿Cuándo debo hacerme este examen?

La evaluación para la diabetes gestacional se hace entre las semanas 24 y 28 de embarazo. Es posible hacer la evaluación antes, en el caso de las mujeres que tengan un riesgo mayor de contraer diabetes, como por ejemplo aquellas que:

  • ya han tenido un bebé de más de 9 libras (4,1 kilos)
  • tienen antecedentes familiares de diabetes
  • son obesas
  • son mayores de 25 años de edad
  • tienen azúcar en la orina durante los exámenes de rutina
  • tienen hipertensión
  • padecen el síndrome del ovario poliquístico

¿Cómo se lleva a cabo el examen?

Este examen consiste en beber un líquido azucarado y extraer sangre una hora más tarde. Si los niveles de azúcar en la sangre son elevados, se hará un examen de tolerancia a la glucosa, lo cual significa que deberá beber una solución de glucosa con el estómago vacío y le extraerán sangre cada hora durante las siguientes tres horas.

¿Cuándo estarán listos los resultados?

Los resultados suelen estar listos en 1 o 2 días. Pregúntele al proveedor de salud si sólo la llamarán para darle los resultados si éstos son normales, o si también la llamarán si los resultados son elevados y tiene que hacerse otro examen.

Examen de bienestar fetal

¿Por qué se lleva a cabo este examen?

El examen de bienestar fetal puede determinar si el bebé está respondiendo normalmente a los estímulos. Se utiliza mayormente en embarazos de alto riesgo o cuando el proveedor del cuidado de la salud tiene dudas sobre el movimiento del bebé. Por lo general éste examen se lleva a cabo después de la semana 26. Éste es el momento cuando el ritmo cardíaco del bebé puede responder de manera adecuada con aceleración o desaceleración.

Éste examen también se puede llevar a cabo cuando ha pasado la fecha de parto. El exámen de bienestar fetal se usa para ver si el bebé está recibiendo suficiente oxígeno y si responde a la estimulación. Sin embargo, un bebé que no responde al estímulo no necesariamente se encuentra en peligro; se necesitará hacer más evaluaciones.

En ciertas ocasiones, se hace un perfil biofísico, el cual consiste en una ecografía y un examen de bienestar fetal. Un perfil biofísico analiza la respiración, el movimiento, la cantidad de líquido amniótico, y el tono, además de la respuesta del ritmo cardíaco.

¿Debo hacerme éste exámen?

Su proveedor del cuidado de la salud recomendará hacer este examen si su embarazo es de alto riesgo, si existen preocupaciones durante su embarazo, o si su embarazo no es riesgoso pero ya ha pasado la fecha oficial de parto.

¿Cuándo debo hacerme éste exámen?

Se recomienza hacer el examen de bienestar fetal en cualquier momento entre la semana 26 y 28 de embarazo, dependiendo de la razón por la cual se necesita.

¿Cómo se lleva a cabo el examen?

El proveedor del cuidado de la salud medirá la respuesta del ritmo cardíaco del feto a cada movimiento que hace el feto, según lo indica la madre o lo observa el médico en una pantalla durante la ecografía. Si el feto no se mueve durante el examen, es posible que esté dormido, y por lo tanto el proveedor del cuidado de la salud utilizará una campanilla para despertarlo. También es posible que se le pida a usted que coma o beba algo para estimular al bebé.

¿Cuándo estarán listos los resultados?

Inmediatamente.

Ecografía

¿Por qué se lleva a cabo éste exámen?

En el pasado, las ecografías se usaban solamente en las mujeres con embarazos de alto riego, pero ahora se llevan a cabo como parte del cuidado prenatal de rutina.

Durante la ecografía, se envían ondas sonoras que rebotan en los huesos y el tejido del bebé para formar una imagen de la forma del bebé y de la posición en el útero. La ecografía también se denomina "sonograma" o "ultrasonido" y se lleva a cabo para:

  • corroborar la fecha de parto
  • detectar embarazos fuera del útero
  • determinar si se trata de un embarazo múltiple
  • determinar si el feto está creciendo a un ritmo normal
  • registrar el ritmo cardíaco del feto y sus movimientos respiratorios
  • verificar la cantidad de líquido amniótico en el útero
  • indicar la posición de la placenta en los últimos meses del embarazo (que a veces puede bloquear el paso de salida del bebé del útero)
  • guiar a los médicos durante otros exámenes como la amniocentesis
  • encontrar defectos estructurales que puedan indicar la presencia del síndrome de Down, la espina bífida, o la anencefalia
  • detectar otros problemas como los defectos cardíacos congénitos, el labio leporino y fisura palatina, y las malformaciones gastrointestinales o de riñón

¿Debo hacerme éste exámen?

Éste exámen se considera seguro, pero usted es la que decide si desea hacerlo o no. Hable con su médico para entender por qué se le recomienda hacer éste exámen.

¿Cuándo debo hacerme éste exámen?

Pregúntele al médico cuándo debe hacerse una ecografía. Es posible que las mujeres con embarazos de alto riesgo tengan que hacerse varias ecografías durante el tercer trimestre con el fin de asegurarse de que el bebé se desarrolla normalmente.

A veces, cuando el médico no está seguro de los movimientos del bebé, se lleva a cabo un perfil biofísico el cual suele incluir una ecografía y un examen de bienestar fetal. Un perfil biofísico analiza la respiración, el movimiento, la cantidad de líquido amniótico, y el tono, además de la respuesta del ritmo cardíaco.

¿Cuándo estarán listos los resultados?

Si bien el técnico puede ver las imágenes inmediatamente, le tomará a un médico una semana hacer la evaluación completa, si éste no estuvo presente en el centro de radiología el día que se hizo la ecografía.

Dependiendo de dónde se haya hecho la ecografía, es posible que el técnico le diga ese mismo día si todo parece normal. Sin embargo, la mayoría de los centros de radiología o los proveedores de atención médica prefieren que los técnicos no hagan comentarios hasta que el especialista vea las imágenes; aún si todo parece ser normal.

Exámen del efecto de las contracciones en el bebé

¿Por qué se lleva a cabo éste exámen?

Este examen estimula el útero con Pitocin, una forma sintética de oxitocina (una hormona que se produce durante el parto), para determinar el efecto de las contracciones en el ritmo cardíaco del feto. Es posible que se recomiende hacer este examen cuando el perfil biofísico o el examen de bienestar del feto indique un problema, para determinar si el ritmo cardíaco del bebé permanece estable durante las contracciones.

¿Debo hacerme éste exámen?

Este examen se puede solicitar si el examen de bienestar fetal o el perfil biofísico indican un problema. Sin embargo, puede inducir el parto.

¿Cuándo debo hacerme éste exámen?

Es posible que el médico ordene este examen si está preocupado de la manera en la que el bebé responderá a las contracciones o si cree que es un examen adecuado para determinar la respuesta del ritmo cardíaco del feto al estímulo.

¿Cómo se lleva a cabo el examen?

Se inducen contracciones leves mediante inyecciones de Pitocin o succionando los pezones de la madre (lo cual hace segregar oxitocina). Después se monitorea el ritmo cardíaco del feto.

¿Cuándo estarán listos los resultados?

Inmediatamente.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: enero de 2014