SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Elección de productos seguros para bebés: Bañeras

(Choosing Safe Baby Products: Bathtubs)

Las bañeras para bebés dan a los padres la posibilidad de contar con un área segura para higienizar a un bebé mojado y resbaladizo. El ángulo de la bañera permite que las manos de los padres estén desocupadas para bañar al bebé.

Tenga en cuenta lo siguiente al comprar una bañera para bebés:

  • La bañera debe tener un respaldo antideslizante para evitar que el bebé se resbale.
  • Una bañera hecha de plástico duro mantendrá su centro rígido, aún con el peso del agua.
  • Tenga cuidado con los protectores de gomaespuma; el bebé puede arrancar pedazos y tragárselos.
  • Evite los anillos de baño, los flotadores y las sillas de baño. Si estos objetos se dan vuelta, el bebé se puede ahogar.
  • No elija una bañera con bordes filosos, que puedan raspar al bebé.
  • Elija una bañera cuyo tamaño se pueda ajustar a medida que el bebé crece.
  • Algunas bañeras tienen un compartimento donde se puede colocar jabón, champú u otros artículos de baño.
  • Las bañeras que tienen un tapón en el fondo facilitan el vaciado del agua.

NOTAS DE SEGURIDAD:

  • Siempre mantenga una mano sobre el bebé mientras el niño esté en el agua.
  • Sólo los adultos o una niñera con experiencia deben bañar al bebé. Los baños pueden ser peligrosos para los bebés dado que pueden ahogarse en tan solo una pulgada (2,5 cm) de agua.
  • Antes de poner al bebé en la bañera, siempre toque el agua para controlar su temperatura. Si el agua está muy caliente, el bebé se puede quemar.
  • Tenga a mano todos los artículos necesarios para el baño del bebé, como champú, jabón, toallas, esponjas, ropa limpia y pañales limpios, antes de poner al bebé en el agua.
  • Nunca deje solo al bebé. Llévelo con usted si tiene que atender la puerta o el teléfono, o si alguien necesita su presencia en algún lugar de la casa.
  • Cuando no esté usando la bañera vacíela y voltéela.

Revisado por: Susan Kelly, MD, y Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2013