SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

La revisión de su hijo cuando tenga 9 meses

(Your Child's Checkup: 9 Months)

¿Qué puede esperar durante esta visita?

Lo más probable es que el pediatra y/o el personal de enfermería que atienden a su hijo hagan lo siguiente:

1. Midan el peso, la longitud (o estatura) y el perímetro cefálico del bebé y representen estas medidas en las curvas de crecimiento.

2. Administren a su hijo una prueba de detección que ayuda a identificar de forma precoz posibles retrasos del desarrollo.

3. Le hagan preguntas, le resuelvan inquietudes y le den consejos sobre los siguientes aspectos relacionados con su bebé:

Comida. Su hijo debería estar comiendo una variedad de alimentos para bebés, aparte de la toma regular de leche materna o artificial. Lo más probable es que su hijo ya sepa beber utilizando tazas (o vasos con asa) y que intente alimentarse por sí mismo con las manos.

Orina y deposiciones. Es posible que perciba cambios en el color y la consistencia de las heces de su hijo conforme usted vaya introduciendo nuevos alimentos en su dieta. Informe al pediatra si su hijo tiene diarrea o si sus heces son duras, secas y/o difíciles de expulsar.

Sueño. Los bebés de 9 meses duermen un promedio de 12 horas al día. Lo más probable es que su bebé todavía haga dos "siestas" durante las horas de luz (una por la mañana y otra después de comer), aunque todos los bebés son diferentes. Despertarse por la noche es habitual en esta etapa.

Desarrollo (hitos evolutivos). Alrededor de los 9 meses, es habitual que muchos bebés:

  • digan "mamá" y "papá" (no exclusivamente a sus padres)
  • entiendan qué significa "no"
  • se sienten solos sin tener que apoyar la espalda en un respaldo
  • intenten ponerse de pie
  • anden apoyándose en los muebles con las manos
  • empiecen a utilizar el pulgar y el índice para agarrar objetos (presión de precisión o pinza fina)
  • utilicen la mano para hacer el gesto de despedirse
  • disfruten jugando al "cucú-donde estás"

Existe una gran variabilidad dentro de lo que se considera normal y, además, los niños se desarrollan a ritmos diferentes. Hable con el pediatra de su hijo si le preocupa algún aspecto de su desarrollo.

4. Hagan una exploración física al bebé desvestido mientras usted está presente. Esta incluirá explorar los ojos del bebé, auscultarle el corazón, tomarle el pulso, comprobar el estado de sus caderas y prestar atención a sus movimientos.

5. Actualicen sus vacunas. Las vacunas protegen a los bebés de importantes enfermedades propias de la infancia, de modo que es fundamental que su hijo las reciba a tiempo. Los programas de vacunación pueden variar entre distintos consultorios médicos; por lo tanto, pregunte al pediatra al respecto.

6. Soliciten un análisis de la sangre del bebé. El pediatra es posible que solicite evaluar la exposición al plomo y la anemia.

De cara al futuro

He aquí algunas de las cosas que deberá tener en cuenta hasta la próxima revisión, que se llevará a cabo cuando su hijo tenga 12 meses:

Alimentación

  1. Si amamanta a su bebé, siga haciéndolo hasta que su hijo cumpla 12 meses, siempre y cuando la lactancia siga siendo agradable para los dos. Los bebés amamantados que se destetan antes de los 12 meses deben recibir leche artificial enriquecida con hierro. Espere a que su hijo tenga 1 año para pasar de la leche artificial a la leche de vaca.
  2. Si le da jugo a su bebé, limítelo a una cantidad máxima de 120 ml (o 4 onzas) al día. Adminístreselo siempre en taza.
  3. Introduzca combinaciones de alimentos que antes le daba separadamente.
  4. Si cuenta con antecedentes familiares de alergias alimentarias, hable con el pediatra de su hijo antes de introducir nuevos alimentos en la dieta del bebé.
  5. Preste atención a los signos de que su bebé tiene hambre o está lleno.
  6. Coloque la silla del bebé a una altura adecuada para que acceda fácilmente a la mesa familiar. Su bebé empezará a interesarse por los alimentos propios de los adultos. Ofrézcale una amplia variedad de sabores y texturas, que incluyan alimentos pisados, batidos, en forma de puré, en grumos blandos...
  7. Dé al bebé alimentos para picar que se puedan comer con las manos. Evite los que pueden causar atragantamientos, como los siguientes:
    • verduras u hortalizas crudas, frutas duras, trozos de carne o de queso duro
    • uvas enteras o tomates "cherry" (es adecuado pelarlos y partirlos en cuartos)
    • pasas, palomitas de maíz, galletas saladas de tamaño reducido y frutos secos
    • salchichas para niños o perritos calientes (es correcto pelar las salchichas y cortarlas en trocitos muy pequeños).

Cuidados cotidianos y seguridad

  1. Si su bebé se despierta por las noches y no se calma por sí solo, intente consolarlo trasmitiéndole el mensaje de que usted está a su lado, pero intente no levantarlo en brazos, jugar con él ni alimentarlo.
  2. La ansiedad de separación se suele iniciar en torno a los 9 meses. Despídase del bebé de forma breve pero afectuosa. Al principio, su bebé se alterará, pero se calmará poco después de su partida.
  3. Cuando viajen en coche, siente siempre al bebé en una silla de seguridad orientada en el sentido apuesto al de la marcha y colocada en los asientos traseros hasta que tenga 2 años o hasta que alcance los límites de peso o estatura establecidos por el fabricante de la silla.
  4. Evite exponerlo al sol, cubriendo su piel y colocándolo en la sombra siempre que sea posible. Puede utilizar crema de protección solar (con un FPS -factor de protección solar- de 30) si ni la sombra ni las ropas que lleva le ofrecen una protección suficiente.
  5. Cepille los dientes del bebé sin pasta de dientes dos veces al día. Programe su primera visita al dentista para poco después de que le salga el primer diente de leche o para cuando cumpla un año.
  6. Sea cuidadoso al poner su casa a prueba de niños:
    • Instale vallas de seguridad y recoja las tiras o cordones de cortinas y persianas.
    • Guarde bajo llave o pestillo o mantenga fuera del alcance del bebé los siguientes elementos: objetos con los que se podría atragantar, medicamentos, sustancias tóxicas, objetos calientes, afilados o quebradizos.
    • Tenga escritos los números de emergencia, incluyendo el del centro de toxicología, cerca del teléfono.
    • Para evitar posibles ahogamientos, cierre las puertas de los baños, baje las tapas de los inodoros y supervise siempre a su hijo cuando esté cerca del agua (incluyendo los baños).
  7. Ver la televisión (o pasar tiempo delante de cualquier tipo de pantalla, incluyendo las computadoras) puede interferir en el desarrollo cerebral de los niños pequeños. Por lo tanto, la televisión no es recomendable para niños menores de 2 años.
  8. Limite el tiempo durante el cual su hijo sea fumador pasivo, ya que este tiempo incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiacas y pulmonares.
  9. Proteja a su hijo de las heridas por arma de fuego evitando guardar este tipo de armas en su casa. Si tiene un arma de fuego, guárdela descargada y bajo llave. Las municiones deberían guardarse en un lugar distinto. Asegúrese de que los niños no puede acceder a las llaves.

Estas listas de recomendaciones son congruentes con las guías de la Academia Americana de Pediatría (AAP) (Directrices Futuros Brillantes o "Bright Futures Guidelines" en inglés).

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: julio de 2013