SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center
(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com
 

Toxocariasis

(Toxocariasis)

Cuando los parásitos que se encuentran comúnmente en los intestinos de los perros y los gatos infectan a un ser humano, le provocan una enfermedad denominada "toxocariasis" (o larva migrans visceral). La toxocariasis suele afectar a niños menores de 10 años. Los niños que más se exponen a contraer esta enfermedad son los que se meten cosas en la boca y/o aquellos cuyas familias tienen perros y/o gatos.

Signos y síntomas

Muchos niños no presentan ningún síntoma pero, en el caso de que los presenten, pueden tener fiebre, tos, resuello o respiración sibilante, dolor abdominal, agrandamiento del hígado o del bazo, falta de apetito, erupción que a veces adopta la forma de la urticaria y ganglios linfáticos inflamados.

La toxocariasis también puede afectar a los ojos, provocando una reducción de la visión, inflamación alrededor de los ojos o bizquera. Si no se trata, esta enfermedad puede provocar lesiones en la retina (la parte posterior del ojo que capta la luz).

La mayoría de los casos de toxocariasis no se diagnostican y no causan problemas. Algunos casos de toxocariasis se diagnostican durante una revisión ocular ordinaria o en radiografías realizadas por otros motivos.

Trasmisión

La toxocariasis es una infección provocada por las larvas de unas lombrices parasitarias (Toxocara canis y Toxocara cati) que suelen vivir en los intestinos de perros y gatos. Los huevos de estas lombrices se eliminan a través de las heces de estos animales y pueden contaminar los lugares donde juegan los niños. Los niños se pueden tragar estos huevos, sobre todo aquellos a quienes les gusta meterse cosas en la boca y que no se lavan las manos a menudo.

Una vez dentro del cuerpo del niño, el cascarón de los huevos se rompe y salen las larvas, que atraviesan las paredes del tubo digestivo y migran hacia el hígado, los pulmones, los ojos y otras partes del cuerpo.

La toxocariasis suele afectar a niños pequeños de entre 2 y 7 años, pero puede ocurrir a cualquier edad. No se puede contagiar de una persona a otra.

Prevención

Para ayudar a prevenir que sus hijos se expongan a la toxocariasis:

  • manténgalos alejados de las áreas donde suelen jugar los perros y/o los gatos
  • enseñe a sus hijos a lavarse las manos a menudo, sobre todo después de jugar con perros y/o gatos (lave usted mismo las manos de su hijo si todavía no tiene dos años y medio)
  • indique a sus hijos que no se metan las manos sucias en la boca
  • mantenga a las mascotas de la familia alejadas del arenero y cúbralo bien mientras no lo utilicen
  • lleve a sus mascotas al veterinario para que las desparasite, sobre todo a los cachorros menores de 6 meses
  • asegúrese de que sus hijos no ingieran tierra o suciedad sin darse cuenta

Diagnóstico y tratamiento

Los pediatras suelen diagnosticar la toxocariasis mediante exámenes físicos y análisis de sangre. Es posible que no receten ningún medicamento para tratar casos de toxocariasis de sintomatología leve. Las toxocariasis graves, que afectan a los pulmones, los ojos u otros órganos importantes, se suelen tratar con medicamentos antiparasitarios, que matan las larvas. Para tratar una toxocariasis grave, los médicos a veces también recetan fármacos esteroideos y/o envían al paciente a un especialista (como un oculista, si está afectado el ojo).

Un niño que padece una toxocariasis grave debe recibir los medicamentos que le recete el pediatra. Para prevenir posibles reinfecciones, desparasite a sus mascotas y mantenga a sus hijos bien alejados de las áreas donde aquellas defequen (hagan caca). Recuerde a sus hijos que se laven las manos a menudo a lo largo del día, sobre todo después de jugar con sus mascotas.

Cuándo llamar al pediatra

Llame al pediatra si su hijo presenta cualquiera de los síntomas de la toxocariasis, como los siguientes:

  • fiebre
  • erupción
  • tos, resuello o respiración sibilante
  • dolor abdominal
  • falta de apetito
  • problemas en la vista

Revisado por: Rupal Christine Gupta, MD
Fecha de revisión: agosto de 2014