Semana 34

Semana 34

El desarrollo de su bebé

La ingesta de calcio es de suma importancia durante el embarazo, ya que el bebé extraerá calcio de la madre para formar y endurecer sus huesos. Si una mujer embarazada no toma suficiente calcio durante el embarazo, sus huesos pueden verse afectados ya que el feto, al crecer, extraerá minerales de la estructura ósea de la madre a medida que los necesita.

La sustancia cerosa (vérnix) que recubre la piel del bebé se hace más gruesa, mientras que el lanugo desaparece completamente.

En este momento, la mayoría de los bebés ya se encuentran en posición para el parto. Su médico le puede decir si el bebé está de cabeza o de nalgas. Los bebés que nacen en la semana 34, tienen, por lo general, los pulmones bien desarrollados, un peso promedio de 5 libras (2.250 gramos) y un largo de 12,6 pulgadas (32 centímetros) de la coronilla al cóccix, que le permiten sobrevivir fuera del vientre materno sin una intervención médica especial.

Su cuerpo

El cansancio es un problema típico durante el final del embarazo. Las dificultades para dormir, los dolores y molestias, el aumento de peso y la ansiedad acerca del parto y el cuidado del bebé recién nacido pueden contribuir a que se sienta extenuada. Descanse lo más que pueda y, en la medida de lo posible, duerma siestas.