Conductos semicirculares

Conductos semicirculares

Conductos semicirculares

(In English: Semicircular Canals)

Los conductos semicirculares son tres tubos muy pequeños, ubicados en el oído interno, que contienen líquido y te ayudan a mantener el equilibrio. Cuando mueves la cabeza, el líquido del interior de los conductos semicirculares se agita y mueve los diminutos pelos de cada canal. Estos pequeños pelos convierten el movimiento del líquido en mensajes nerviosos que se envían al cerebro. De esta manera, tu cerebro le puede decir a tu cuerpo cómo mantener el equilibrio. Si das vueltas y paras de repente, el líquido dentro de los conductos semicirculares se mueve un rato más y los pequeños pelos continúan enviando el mensaje de que todavía estás dando vueltas, aunque ya no lo estás haciendo. Por eso es que te sientes mareado después de haber estado en algún juego del parque de diversiones.



For Parents For Kids For Teens For Providers