Nemours (XML)
Nemours






La revisión de su hijo cuando tenga 4 meses

¿Qué puede esperar durante esta visita?

Lo más probable es que el pediatra y/o el personal de enfermería que atienden a su hijo hagan lo siguiente:

1. Midan el peso, la longitud (o estatura) y el perímetro cefálico del bebé y representen estas medidas en las curvas de crecimiento.

2. Le hagan preguntas, le resuelvan inquietudes y le den consejos sobre los siguientes aspectos relacionados con su bebé:

Alimentación. La leche materna o la artificial es todo loque necesita un bebé de esta edad. Se puede introducir la papilla de cereales a los 6 meses de edad. Hable con el pediatra de su hijo antes de iniciar cualquier sólido.

Orina y deposiciones. Los bebés de esta edad deberían mojar varios pañales al día y defecar con regularidad. Es posible que algunos defequen cada día, mientras que otros lo hagan cada pocos días. Es normal, siempre y cuando las heces sean blandas. Informe al pediatra, si las heces de su hijo se volvieran duras, secas y/o difíciles de expulsar.

Sueño. Los bebés de esta edad duermen aproximadamente de 12 a 16 horas en cada período de 24 h, distribuyendo este tiempo en dos o tres periodos de sueño durante las horas de luz. La mayoría de los bebés "duermen toda la noche de un tirón", es decir, hasta 5 o 6 horas seguidas. De todos modos, algunos bebés, sobre todo los amamantados, se pueden seguir despertando por la noche para comer. 

Desarrollo. Alrededor de los 4 meses, es habitual que muchos bebés:

  • giren la cabeza al escuchar voces
  • sonrían, rían y emitan grititos
  • balbuceen cuando les hablen de forma cariñosa
  • junten las manos delante del pecho
  • alarguen el brazo para alcanzar objetos y los agarren
  • tengan un buen control de la cabeza cuando estén sentados
  • sostengan la cabeza y el pecho, aguantándose sobre los brazos, cuando estén boca abajo (apoyados sobre la panza)
  • es posible que puedan rodar desde la posición de estar sobre la panza a la de estar sobre la espalda

Existe una gran variabilidad dentro de lo que se considera normal y, además, los niños se desarrollan a ritmos diferentes. Hable con el pediatra de su hijo si le preocupa algún aspecto de su desarrollo.

3. Hagan una exploración física al bebé desvestido mientras usted está presente. Esta incluirá explorar los ojos del bebé, auscultarle el corazón, tomarle el pulso, comprobar el estado de sus caderas y prestar atención a sus movimientos.

4. Actualicen sus vacunas. Las vacunas protegen a los bebés de importantes enfermedades propias de la infancia, de modo que es fundamental que su hijo las reciba a tiempo. Los programas de vacunación pueden variar entre distintos consultorios médicos; por lo tanto, pregunte al pediatra al respecto.

De cara al futuro

He aquí algunas de las cosas que deberá tener en cuenta hasta la próxima revisión, que se llevará a cabo cuando su hijo tenga 6 meses:

Alimentación

  1. La leche materna o la artificial siguen siendo todo lo que necesita su bebé.
  2. Si lo amamanta, siga dándole suplementos de vitamina D. Los bebés amamantados pueden necesitar suplementos de hierro hasta que obtengan una cantidad suficiente de ese mineral a partir de los alimentos que ingieren. 
  3. Si el pediatra de su hijo recomienda introducir los sólidos:
    • Infórmele sobre sus antecedentes familiares de alergias alimentarias.
    • Empiece con cantidades reducidas de cereales enriquecidos con hierro preparados con leche materna o artificial.
    • Utilice una cucharita para bebés, no introduzca los cereales de la papilla dentro del biberón.
    • Si el bebé expulsa con la lengua gran parte de la papilla que le introduce en la boca, es posible que todavía no esté preparado para ingerir sólidos. Espere una semana antes de volverlo a intentar.
    • Espere a que su bebé sepa comer la papilla de cereales con cucharita antes de introducir otros sólidos. Introduzca solo un alimento cada vez y espere de varios días a una semana entera para observar posibles reacciones alérgicas antes de introducir un nuevo alimento.
  4. Preste atención a los signos de que su bebé tiene hambre o está lleno.
  5. Nojugo a su bebé hasta que haya cumplido los 12 meses.
  6. No alimente al bebé dejando el biberón apoyado en algún sitio ni lo acueste tomando el biberón.

    Cuidados cotidianos

    1. A muchos bebés, les empiezan a salir los dientes cuando tienen unos 4 meses de edad. Para ayudar a aliviarle el dolor o las molestias, ofrézcales un paño húmedo y limpio o un mordedor.  Hable con su médico sobre la posibilidad de darle paracetamol para aliviarle el dolor.
    2. Cante, hable, lea, y juegue con su bebé.  Los bebés aprenden mejor relacionándose con la gente.
    3. La televisión, los vídeos y otros tipos de pantallas no son recomendables para bebés de tan pocos meses.
    4. Siga permitiendo que su bebé pase abundante tiempo acostado boca abajo cuando esté despierto.  Cree un lugar seguro para que su hijo pueda explorar.
    5. Limite la cantidad de tiempo que su hijo pasa en sillitas, portabebés o columpios.
    6. Es frecuente que las madres primerizas estén cansadas y se sientan agobiadas a veces. Pero, si estas emociones son intensas, o usted está muy triste, malhumorada o ansiosa, llame al médico.
    7. Hable también con él si le preocupa su situación vital. ¿Dispone de todo lo que necesita para cuidar de su bebé? ¿Dispone de suficiente comida, un lugar seguro donde vivir y de seguro médico? Su médico le puede informar sobre recursos de la comunidad o derivar su caso a un trabajador social.

    Seguridad

    1. Para reducir el riego de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL):
      • Deje que su hijo duerma en su habitación, dentro de un moisés o cuna que esté cerca de su cama hasta que cumpla el año o, por lo menos, durante los primeros seis meses de vida, cuando el riesgo de SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante) es mayor.
      • Acueste siempre al bebé para dormir en un colchón firme y estable, sobre la espalda y dentro de una cuna o moisés que carezca de protectores de seguridad, sábanas, cubiertas, almohadas o juguetes de peluche.
      • Evite que su bebé se acalore excesivamente, manteniendo la temperatura de la habitación a un nivel agradable.
      • No abrigue a su bebé excesivamente con capas de ropa.
      • Considere la posibilidad de acostar a su bebé succionando de un chupete.
    2. No utilice ningún andador. Son peligrosos y pueden causar heridas graves. Además, los andadores no estimulan la conducta de andar y hasta la pueden entorpecer.
    3. Mientras su hijo esté despierto, no lo deje desatendido, sobre todo en superficies elevadas o dentro de la bañera.
    4. Guarde los objetos pequeños y las sustancias peligrosas fuera de su alcance.
    5. Coloque siempre a su bebé en una silla de seguridad para el coche orientada en el sentido contrario al de la marcha y en un asiento trasero. No deje nunca a su bebé a solas dentro de un coche.
    6. Evite exponer al sol a su bebé manteniéndolo bien tapado y en la sombra cuando sea posible. Los protectores solares no son recomendables para bebés de menos de seis meses de edad. De todos modos, puede utilizar una cantidad reducida de protector solar en bebés de menos de seis meses de edad si la sombra y la ropa que llevan no les proporcionan una protección suficiente.
    7. No permita que su bebé sea fumador pasivo, lo que aumenta el riesgo de enfermedades de pulmón y de corazón. Ser fumador pasivo del vapor de los cigarrillos electrónicos también es nocivo.
    8. Esté pendiente de las fuentes de plomo presentes en su casa, lo que incluye la pintura elaborada con plomo (que, en EE.UU., la contienen las casas construidas antes del año 1978).

    Estas listas de recomendaciones son congruentes con las guías de la Academia Americana de Pediatría (AAP) (Directrices Futuros Brillantes o "Bright Futures Guidelines" en inglés).

    Revisado por: Mary L. Gavin, MD
    Fecha de revisión: julio de 2017

    A KidsHealth Education Partner

    Nota: Toda la información es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

    © 1995- KidsHealth® Todos los derechos reservados.

    Imágenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock y Clipart.com