SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center


(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com

Bebidas energizantes y barritas nutritivas: ¿Energía o mera exageración?

El entusiasmo por los alimentos energizantes

Las bebidas energizantes y las barritas nutritivas suelen hacer grandes promesas. Algunas afirman que incrementan la energía y el nivel de alerta, otras que ofrecen una nutrición extra y hay otras que hasta proclaman que aumentan el rendimiento atlético y la capacidad de concentración.

Pero, en cuanto eliminas el bombo publicitario e ignoras los llamativos envoltorios de estos productos, lo más probable es que la mayor parte de lo que ofrezcan no sea más que buenas dosis de azúcar y de cafeína.

Haz elecciones inteligentes

Con las vidas tan ajetreadas de hoy en día, mucha gente se siente cansada y "hecha polvo". Y algunos de nosotros a veces hasta nos saltamos alguna de las comidas principales. Por eso, no es de extrañar que las bebidas energizantes y proteicas, junto con las barritas nutritivas, hayan conquistado el mercado, porque ofrecen el atractivo de obtener energía sobre la marcha.

A veces, pueden ser una opción adecuada, como cuando alguien se tiene que saltar el desayuno. Pero las barritas nutritivas nunca harán sombra a una comida o a un tentempié bien equilibrados para satisfacer nuestras necesidades nutricionales. Muchos de estos productos contienen más nutrientes que una barrita de caramelo o una bolsa de patatas fritas. Pero el mero hecho de que contengan vitaminas y minerales no significa automáticamente que sean una buena opción para ti.

Conoce sus inconvenientes

He aquí algunos datos a tener en cuenta sobre las barritas nutritivas y las bebidas energizantes:

Contienen una cantidad excesiva de azúcar y de calorías. ¿Sabías que algunas barritas nutritivas y algunas bebidas energizantes contienen cientos de calorías? Esto puede ser adecuado para los atletas que queman muchas calorías en actividades de alta intensidad, como el ciclismo de competición. Pero en muchos adolescentes, este exceso de azúcar y de calorías solo contribuye a su ganancia de peso, por no mencionar el problema de las caries dentales.

Las bebidas energizantes suelen contener mucha cafeína. La cafeína, aunque sea una sustancia legal, es un estimulante. Puede tener efectos secundarios, como nerviosismo, malestar estomacal, dolores de cabeza y dificultades para conciliar el sueño, ¡todos ellos negativos para la energía, en vez de potenciadores de ella! Una cantidad elevada de cafeína puede incluso tener efectos mucho más graves (como taquicardia, latido cardíaco irregular, hipertensión, alucinaciones y convulsiones), sobre todo en aquellas personas que padecen ciertas afecciones médicas o que toman ciertos medicamentos o suplementos. Las bebidas energizantes no son lo mismo que las bebidas deportivas. No se deben utilizar para rehidratarse porque contienen demasiada cafeína.

Las barritas nutritivas no son buenos sustitutos de las comidas. Nunca verás a alguien tomándose una barrita nutritiva para cenar y luego descansando tranquilamente con una sonrisa de satisfacción en la cara. No hay nada que pueda sustituir una buena comida, tanto por lo satisfecho que te sientes después de tomarla como por el valor nutricional que aporta a tu organismo.

Aunque muchas barritas nutritivas contienen vitaminas y minerales, no te aportan todos los nutrientes que necesita tu cuerpo para crecer, desarrollarse, hacer deporte y sobrellevar el apretado horario que llevas. La única forma de obtenerlos es a través de una dieta rica y equilibrada y sin saltarte ninguna comida.

Pueden contener ingredientes "misteriosos". Aparte de la cafeína y el azúcar, algunas marcas de bebidas energizantes y de barritas nutritivas contienen ingredientes cuya seguridad y eficacia todavía no se han evaluado, sustancias como el guaraná (una fuente de cafeína) y la taurina (un aminoácido que se cree que potencia los efectos de la cafeína). Algunos de estos productos contienen plantas medicinales, cuyo uso no ha sido regulado por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) de EE.UU, como el ginseng.

Este tipo de ingredientes puede ocasionar problemas, sobre todo en la gente que toma determinados medicamentos o que padece determinadas afecciones médicas. Por lo tanto, apuesta por la seguridad. Lee siempre las etiquetas con detenimiento antes de beber o de tomar cualquier tipo de suplemento energizante.

Son caras. Aunque, hoy en día, las barritas nutritivas y las bebidas energizantes están por todas partes, no son nada baratas. Teniendo en cuenta lo que cuestan, puedes obtener un subidón de energía mucho mejor (y más barato) comiendo una bagel con queso para untar. Y te puedes hidratar mejor bebiendo un cuarto de litro (8 onzas) de agua del grifo. Otros alimentos que se pueden llevar encima para picar y que aportan una gran cantidad de nutrientes por poco dinero son el muesli, la fruta fresca o deshidratada y los cereales integrales.

Romper con el bombo publicitario

Hay una inteligente mercadotecnia tras las bebidas y las barritas energizantes, y has de ser un consumidor inteligente para poderla desenmascarar. Por lo tanto, intenta ser lo más crítico posible cuando leas las etiquetas de estos productos. Como ocurre con cualquier cosa, si hay algo que suena demasiado bueno para ser cierto, lo más probable es que no lo sea.

Estos productos no son las elecciones saludables que el bombo publicitario afirma que son. Según los expertos, los niños y los adolescentes no deberían tomar bebidas energizantes debido a las dudas sobre su seguridad y a sus efectos sobre la salud. Lo cierto es que lo que más ayuda a tener energía es llevar una la vida sana. La gente que se alimenta bien, bebe agua, hace suficiente actividad física y duerme lo suficiente tiene un montón de energía, ¡y de una forma completamente natural!

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: octubre de 2014

A TeensHealth Education Partner

Nota: Toda la información incluída en este material tiene propósitos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnóstico o tratamiento, tenga a bien consultar con su médico de cabecera.

© 1995- KidsHealth® Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionado por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com