SSM Cardinal Glennon Children's Medical Center


(314) 577-5600
www.cardinalglennon.com

La gripe: Frena el contagio

¡Tú! ¡Sí, tú! Tú puedes ayudar a que la gente no contraiga la gripe esta temporada. ¿Cómo? No es complicado. Basta con que sigas estos pasos:

  • Ponte la vacuna antigripal.
  • Lávate las manos a menudo, sobre todo antes de comer y después de toser, estornudar o sonarte la nariz.
  • Guárdate los estornudos y las toses para ti mismo (utiliza un pañuelo de papel o el codo, en vez de la mano).
  • No te toques los ojos, la boca ni la nariz con las manos.

Mamá siempre tiene razón

Es posible que ya lo hayas oído antes, probablemente en boca de tu madre, pero la temporada de la gripe es un momento perfecto para empezar a seguir estos pasos. Si sigues estos consejos, es posible que consigas no ponerte enfermo y que evites que los gérmenes se propaguen a tu alrededor y enfermen a otra gente.

¿Te has fijado qué tienen en común tres de los consejos que te hemos dado? En todos participan las manos. Esta es la principal forma en que los gérmenes entran en nuestros cuerpos, se trate de un resfriado, de la varicela o de la gripe. Los gérmenes te llegan a las manos y te tocas los ojos, la nariz y, sobre todo, la boca con ellas.

A veces no lo puedes evitar. Tienes que sostener tu bocadillo, usar el hilo dental para limpiarte los dientes y hacer más cosas por el estilo. Las manos también tienen muchas oportunidades para entrar en contacto con los ojos y la nariz. Y no hablemos de hurgarse la nariz. Creo que te puedes imaginar que tampoco lo deberías hacer durante la temporada de la gripe (ni en cualquier momento, ¡qué asco!)

Revisa cómo te lavas las manos

El mejor hábito de todos los buenos hábitos es lavarse las manos. Cuando te lavas las manos, eliminas los gérmenes que puedes haber recogido por aquí y por allá. Por ejemplo, cuando te las lavas antes de comer, reduces las probabilidades de que esos gérmenes acaben dentro de tu cuerpo, donde te podrían enfermar.

Seguro que ya sabes lavarte las manos. Pero revisa tu técnica, teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Utiliza agua tibia o calentita (no fría ni caliente) para lavarte las manos.
  2. Utiliza cualquier jabón que te guste. Algunos jabones vienen en formas y colores especiales y huelen muy bien, pero cualquier jabón que sirva para restregar es un jabón adecuado. Es correcto utilizar jabones antibacterianos o bactericidas, pero los jabones normales y corrientes también van bien.
  3. Enjabónate bien y haz que te salga espuma en las dos caras de las manos, las muñecas y entre los dedos. No te olvides de lavarte alrededor de las uñas. Este es un lugar donde les encanta esconderse a los gérmenes. Lávate las manos durante 15 a 20 segundos: aproximadamente lo que cuesta cantar dos veces el "Cumpleaños feliz".
  4. Aclárate y sécate bien con una toalla limpia.

Y añadamos un el quinto paso final porque es la temporada de la gripe: ¡Dile a un amigo tuyo que se las lave también!

Fecha de revisión: junio de 2016

A KidsHealth Education Partner

Nota: Toda la información incluída en este material tiene propósitos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnóstico o tratamiento, tenga a bien consultar con su médico de cabecera.

© 1995- KidsHealth® Todos los derechos reservados.

Imágenes proporcionado por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com